Archivo de Categorías: Lecturas

Frankenstein bicentenario. Shelley

Mary Shelley publicó la primera edición de Frankenstein en 1818, una obra literaria de extraordinaria repercusión en el imaginario popular,  mas que lamentablemente, como ocurre en tantos casos, más bien derivada de recreaciones libérrimas y a menudo superficiales que por

Frankenstein bicentenario. Shelley

Mary Shelley publicó la primera edición de Frankenstein en 1818, una obra literaria de extraordinaria repercusión en el imaginario popular,  mas que lamentablemente, como ocurre en tantos casos, más bien derivada de recreaciones libérrimas y a menudo superficiales que por

Cenicienta, o de mujeres misóginas, II. Perrault, Jacob y Wilhelm Grimm, Evans

Hace tres años, la editorial Nórdica publicó un volumen que presenta la bondad de ofrecer conjuntamente las dos versiones más populares de Cenicienta: la de Charles Perrault y la de los hermanos Grimm, y que cuenta en sus ilustraciones, obra

Cenicienta, o de mujeres misóginas, II. Perrault, Jacob y Wilhelm Grimm, Evans

Hace tres años, la editorial Nórdica publicó un volumen que presenta la bondad de ofrecer conjuntamente las dos versiones más populares de Cenicienta: la de Charles Perrault y la de los hermanos Grimm, y que cuenta en sus ilustraciones, obra

Cenicienta, o de mujeres misóginas, I. Basile y Schönwerth

  Si se me permite la confesión, si hay un cuento que me escama en particular es el de Cenicienta. De niño, y aún ahora, la película de animación de Disney me resultaba y resulta insoportablemente cursi, lo que me ocurre

Cenicienta, o de mujeres misóginas, I. Basile y Schönwerth

  Si se me permite la confesión, si hay un cuento que me escama en particular es el de Cenicienta. De niño, y aún ahora, la película de animación de Disney me resultaba y resulta insoportablemente cursi, lo que me ocurre

Jekyll, Hyde, Stevenson, Peake, Cascioli

Nuestro imaginario está plagado de malas copias. De pobres adaptaciones. De préstamos de tercera mano. Por ello resulta enriquecedor acudir a las fuentes directas que se ocupan de algunos de los argumentos recurrentes en las narrativas que nos afectan. Uno

Jekyll, Hyde, Stevenson, Peake, Cascioli

Nuestro imaginario está plagado de malas copias. De pobres adaptaciones. De préstamos de tercera mano. Por ello resulta enriquecedor acudir a las fuentes directas que se ocupan de algunos de los argumentos recurrentes en las narrativas que nos afectan. Uno

낯익은 세상 Todas las cosas de nuestra vida, 황석영 Hwang Sok-yong

낯익은 세상 Todas las cosas de nuestra vida (Madrid, Alianza, 2017) es el segundo título de 황석영 Hwang Sok-yong –narrador surcoreano nacido en el entonces estado títere del imperialismo japonés, Manchukuo, en 1943– en ser publicado en traducción directa en

낯익은 세상 Todas las cosas de nuestra vida, 황석영 Hwang Sok-yong

낯익은 세상 Todas las cosas de nuestra vida (Madrid, Alianza, 2017) es el segundo título de 황석영 Hwang Sok-yong –narrador surcoreano nacido en el entonces estado títere del imperialismo japonés, Manchukuo, en 1943– en ser publicado en traducción directa en

Yukio Mishima. Sus libros en España, VIII

La publicación de una reciente traducción de un nuevo título mishimiano, Una vida en venta, nos anima a proseguir el análisis de la situación bibliográfica de Mishima en España, recuperando una novela más, Vestidos de noche, de la que aún

Yukio Mishima. Sus libros en España, VIII

La publicación de una reciente traducción de un nuevo título mishimiano, Una vida en venta, nos anima a proseguir el análisis de la situación bibliográfica de Mishima en España, recuperando una novela más, Vestidos de noche, de la que aún

Bierce, El Diablo, Steadman, Nine

Tras las entradas dedicadas al Bierce más oscuro, a propósito de sendas ediciones ilustradas de su única novela, El monje y la hija del verdugo, a cargo de Santiago Caruso, y de una colección de sus Cuentos inquietantes, ilustrados por

Bierce, El Diablo, Steadman, Nine

Tras las entradas dedicadas al Bierce más oscuro, a propósito de sendas ediciones ilustradas de su única novela, El monje y la hija del verdugo, a cargo de Santiago Caruso, y de una colección de sus Cuentos inquietantes, ilustrados por