Cuenca, ciudad creadora

Imagen1

Olmedo Alvarado: Flores en el Barranco. Intervención en el río Tomebamba con ocasión de la I Bienal de Cuenca, 1982.

La presente entrada reproduce el ensayo publicado en Instituto Latinoamericano de Investigación en Artes. Debates sobre la investigación en Artes. Guayaquil, UArtes Ediciones, 2017, pp. 165-177.  El ensayo desarrolla sucintamente algunas de las consideraciones ofrecidas en la mesa “Ciudades Creativas”, celebrada el 23 de junio de 2017 en el Auditorio Simón Bolívar del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC), en la jornada de clausura del II Encuentro Internacional de Investigación en Artes, organizado por el Instituto Latinoamericano de Investigación en Artes (ILIA). La publicación recoge, asimismo, nuestro ensayo “La investigación en la Facultad de Artes de la Universidad de Cuenca” (ibíd., pp. 126-136), que recoge nuestra aportación a “Balance de la investigación en artes: La producción artística a nivel regional como fuente de investigación”, mesa de diálogo realizada en el marco del II Encuentro de Investigación en Artes del Instituto Latinoamericano de Investigación en Artes, el 21 de junio de 2017.

Cuenca, ciudad creadora

Cuando recibimos la invitación para participar en la mesa de diálogo en torno a las “Ciudades Creativas” pensamos que más allá de discutir este fenómeno de parquetematización de las ciudades –y protocolos afines, tales como la gentrificación–, sería probablemente más interesante reclamar para Cuenca, la ciudad en la que residimos en la actualidad, la designación de “ciudad creadora”. Por ello, nos congratulamos de hallar una posición crítica respecto a la etiqueta de “ciudad creativa”, tan cara al neoliberalismo tanto en las palabras de introducción de la moderadora de la mesa, la Dra. Olga López, como en la ponencia inmediatamente anterior a nuestra intervención, en la que el Dr. Luis Fernando González ofrecía una severa crítica hacia este modelo hegemónico en la ciudad de Medellín.

Introducción

Si bien la situación difiere en la ampliación urbanística moderna cuencana (que cobija a más de medio millón de almas), la designación del Centro Histórico de Cuenca como Patrimonio Cultural de la Humanidad, que tuvo lugar el 1 de enero de 1999, implica la existencia de ordenanzas que velan por la salvaguardia de su riqueza patrimonial y la imposibilidad de acometer planes urbanísticos hipermodernos o posmodernos en su centro histórico, lo que por fortuna logra permitir –pese a la violencia de su tráfico rodado, y las heridas infligidas en su trazado urbano por las vías de un tranvía llamado Inquietud–, usos más propios de las comunidades rurales que de las grandes urbes. Así, resulta improbable no tropezarse con algún amigo o conocido en cada paseo, en cada trasiego. Cuenca cuenta, asimismo, con un sinnúmero de tradiciones populares activas y vivas, siendo acaso las más celebradas de entre ellas, las del Pase del Niño y la Fiesta del Corpus Christi.

Sin mayores preámbulos, sostendremos que Cuenca alberga una comunidad artística muy numerosa y extraordinariamente plural. Mas, pese a constituirse en la tercera ciudad de Ecuador, su tejido cultural de carácter institucional y la situación de sus galerías de arte queda lejos, o muy lejos –habida cuenta una inquietud manifestada por los artistas, y de la que nos ocuparemos en lo sucesivo–, de resultar satisfactorios. De este modo, en esta sucinta introducción, se ofrecerá un panorama de los circuitos artísticos y creativos tanto institucionales como privados de la ciudad. Cabe, por ello, indicar, en una primera enunciación, que si las iniciativas particulares en la actualidad plantean un horizonte crecientemente agitado y promisorio, estas manifiestan, al tiempo, la ansiedad comunicativa de los creadores en la ciudad, lo que explicita la insuficiencia de las iniciativas públicas y privadas existentes para vehicular la creatividad de su tejido artístico.

Entre los espacios institucionales dedicados, al menos en parte, a la difusión de las prácticas artísticas contemporáneas –tales como el Museo Municipal de Arte Moderno, ubicado en uno de los lienzos de la Plaza de San Sebastián, que mantiene exposiciones individuales y colectivas, y, más recientemente, el Museo de la Cuidad (ex Escuela Central, institución asimismo municipal)–, descuella el Museo Pumapungo, dependiente del Ministerio de Cultura y Patrimonio, que se halla ubicado en un muy amplio terreno sito en la confluencia del extremo oriental de la Calle Larga y la Avenida Huayna Cápac. El Parque Arqueológico Pumapungo, sobre el que se erige el museo, con una característica arquitectura brutalista, obra de César Piedra, y que fuera  fundado en 1979, se encuentra en el corazón del antiguo complejo administrativo y religioso de Tomebamaba, la capital cañari que conoció la dominación incaica durante sesenta años. El Museo Pumapungo, cuenta con un importante patrimonio prehispánico, así como del Ecuador colonial, republicano y contemporáneo.  En la planta de acceso dispone de un total de tres salas abiertas a la exposición temporal de muestras de arte contemporáneo. Mas, debido a su presente situación presupuestaria, los expositores deben apoyar su presencia sobre auspicios externos o en la autogestión[1].

La Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay, de la que recientemente, ha sido electo Martín Sánchez Paredes, cambiando la designación del cargo de Presidente a la de Director[2], cuenta con un espacio para la exposición de arte contemporáneo: la Sala Proceso. La Sala Proceso fue inaugurada en el último piso de uno de los dos inmuebles que ocupa la institución, en 2006, bajo la administración del poeta cuencano Efraín Jara Idrovo (Cuenca, 1926). Con anterioridad, había albergado la sede del Instituto Azuayo de Folklore. Se trata de un enorme paralelepípedo diáfano de 25 m de largo, 7 m de ancho y 9 m de altura. Tras la aportación directriz del escritor Cristóbal Zapata (1968), la sala ha estado coordinada por los artistas cuencanos Blasco Moscoso (1979), Patricio Palomeque (1962) y Juan Pablo Ordóñez (1975)[3].

Cuenca es escenario de una bienal de arte contemporáneo que inauguró su decimotercera edición el pasado mes de noviembre. La I Bienal Internacional de Pintura de Cuenca, celebrada en 1982,  tuvo como impulsores al artista ecuatoriano Estuardo Maldonado (Pintag, Provincia de Pichincha, 1930) y a Eudoxia Estrella (Cuenca, 1925), directora, asimismo, y desde su fundación a comienzos de la década de los ochenta, del mencionado Museo Municipal de Arte Moderno de Cuenca, institución que habría ser sede del evento. En las memorias de Estrella, publicadas en 2013[4], se menciona expresamente que: “El espaldarazo definitivo [para la celebración de la Bienal] llegaría desde Quito, cuando gracias a las gestiones y vínculos de María Eulalia Crespo y Gladys Eljuri con el gobierno de León Febres-Cordero, éste emite en el año 1985 el Decreto Ejecutivo 1251 con el que se estipula que sea Cuenca la sede de la Bienal, para lo cual recibirá no solo el aval del Estado ecuatoriano sino la ayuda necesaria para su arranque, a través de una asignación económica”[5].

La Bienal de Cuenca no perdería su carácter exclusivamente pictórico hasta su séptima edición, celebrada entre noviembre de 2001 y enero de 2002, bajo el título de Globalización. Nomadismo. Identidad[6]. La primera directora de la Bienal, Eudoxia Estrella, ha lamentado siempre este viraje afirmando que, con posterioridad a esta evolución, “he visto bienales de poca categoría. Muy, muy pocas cosas que pudieran ser salvadas como arte. Tal vez soy muy ignorante en el arte conceptual. Desgraciadamente ese tipo de arte que se presenta hoy en Cuenca, precisamente, no dice nada”[7]. Como sabemos, otras formas de arte, empero, pueden decir mucho. Y lo hacen fuera de los circuitos oficiales, incluso. Las acciones dirigidas, por ejemplo, por Olmedo Alvarado y por La Artefactoría contra algunas de las primeras ediciones de la Bienal constituyen exponentes preclaros de ello.

Como respuesta a la I Bienal Internacional de Pintura de Cuenca, Olmedo Alvarado (Cuenca, 1955) procedió a la dirección de un esfuerzo colectivo de modo alternativo y paralelo a su sección oficial, para lo que involucró a sus estudiantes de la Escuela de Artes. La acción consistió en la organización de una instalación de grandes dimensiones sobre el río Tomebamba a su paso entre la Escalinata y el Puente Roto[8]. Alvarado dirigió a un colectivo de compañeros docentes y de estudiantes, quienes vistieron el puente con plásticos coloridos, propios de la señalización urbana, o similares a los empleados para la confección de banderas conmemorativas. Las cintas de plástico llegaron a unir el puente con el curso del río, que las movía con su corriente creando evoluciones ópticas. En aquella jornada, Alvarado desarrolló, asimismo, una acción improvisada en el Barranco, consistente en enmarcar con esas mismas cintas plásticas las ropas que, después de haber sido lavadas en el río, estaban dispuestas en la orilla para que se secaran. Las lavanderas y el público –recuerda el artista– disfrutaron de la acción como una actividad lúdica.

Imagen2

Marco Alvarado: Arte no es pintura. Intervención en las sedes de la I Bienal de Cuenca, 1982. Reproducido con autorización

Olmedo Alvarado no fue, no obstante, el único artista rebelde a los planteamientos exclusivamente pictóricos de la primera edición de la Bienal. Paralelamente, y sin conocimiento mutuo de estas iniciativas con las de Olmedo Alvarado, los miembros del grupo activo en Guayaquil, La Artefactoría, desarrollaron diferentes acciones durante la celebración de la I Bienal, acaso la más destacada de las cuales fuera la inscripción de Marco Alvarado (Guayaquil, 1962) mediante serigraffiti de la declaración “Arte no es pintura” en el exterior de diversos edificios de la ciudad de Cuenca, con el que se denunciaba una definición conservadora en lo técnico y lo formal y notoriamente mercantilista de las prácticas artísticas[9].

 Iniciativas paralelas a la institucionalidad

A nivel particular, varios son los artistas que han abierto sus propios espacios para mostrar sus trabajos, cediéndolos, asimismo, a otros artistas bajo invitación y a cambio de una comisión sobre sus eventuales ventas.

En 2000, Hernán Illescas (Sígsig, provincia del Azuay, 1961) abrió una galería taller en las inmediaciones del Estadio Alejandro Serrano Aguilar, en cuya planta de acceso expone su propia obra y acoge en ocasiones exposiciones individuales de otros artistas. Próximo a la Catedral, y en la parte inferior de su vivienda, en la calle Benigno Malo (y Mariscal Lamar), el ya mencionado Patricio Palomeque (Cuenca, 1962) abrió, en 2002, la Galería Siete, en la que se expone habitualmente una selección (que reemplaza con el tiempo) de su trabajo. No obstante, inauguró la exposición Gama de grises con su propio trabajo, así como el de los artistas asimismo cuencanos, Juana Córdova (1975) y Tomás Ochoa (1965), en marzo de 2014. No obstante no encontrarse abierto habitualmente en horario comercial, el espacio puede ser visitado tras solicitar una cita previa.

El artista cubano Noydan Conde (La Habana, 1966) abrió su espacio, llamado Galería Conde en la calle Larga (y Vargas Machuca), en 2011. Y el pintor argentino Ariel Dawi (Buenos Aires, 1958), establecido en Cuenca en 1992, abrió en el origen de la misma calle Larga (y Benigno Malo) hace diez años un taller dotado de un espacio para mostrar de modo permanente sus obras.

En 2011, un colectivo integrado por Daniel López, María José Machado, Blasco Moscoso, Verónica Pons y Lorena Serrano, abrió un pequeño espacio: Salida de Emergencia, en la calle La Condomine (y Bajada del Vado) en la planta superior de otra galería, dedicada particularmente al Diseño: Cu Gallery, cuya responsable es, asimismo,  una de las integrantes del proyecto Salida de Emergencia: María José Machado (Cuenca, 1984), conocida performer, quien en la actualidad trabaja en el Departamento de Cultura del Municipio.

Asimismo, en la Calle Larga (y Miguel Ángel Estrella), y muy próximo al Museo Pumapungo, Miguel Illescas (Sígsig, provincia del Azuay, 1963), primo del mencionado Hernán Illescas, abrió un espacio en 2016 en el que expone permanentemente su trabajo, arrendando un espacio contiguo para la presentación de propuestas de carácter temporal, tales como la notable Artimañas, inaugurada por Madeleine Hollander el 25 de noviembre de 2016 en paralelo a las jornadas inaugurales de la XIII Bienal de Cuenca con obra de, entre otros, los artistas guayaquileños Javier Gavilanes (1973), Pedro Gavilanes (1983), Chay Velasco (1985), o el manabita Jimmy Lara (1978), todos ellos formados en el ITAE.

Imagen3

Sesión de apertura de la exposición inaugural de Yuyay, Construyendo ideas, el 26 de noviembre de 2016

Más recientemente, en noviembre de 2016, y ya no en el centro de la ciudad como en los casos anteriores, sino en la Vía a Misicata, en concreto, en la confluencia de las calles Luis Moscoso y Manuel Ignacio Ochoa, el artista Diego Muñoz (Cuenca, 1980) ha abierto un particular espacio, Yuyay, estudio de arte y tienda comunitaria, que, además de ofrecer exposiciones –hasta la fecha, las colectivas Construyendo ideas[10], Ideas sobre papel[11] y Divergente[12]–, y de albergar talleres de pintura para niños, es una abacería regentada por el propio artista, responsable, asimismo, de su decoración. Yuyay se constituye, así, en un proyecto genuino de comunión entre el arte contemporáneo y la cultura popular, cuyas iconografía, usos y materiales cimentan los puntales estéticos de la producción de este artista, de quien se inauguró, en noviembre de 2014, la exposición titulada Cromo de héroe, curada por quien suscribe, en una de las salas del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo, en cuyo auditorio han tenido lugar las jornadas que nos convocan[13].

 Prácticas artísticas urbanas en Cuenca

Las prácticas artísticas urbanas cuentan en la ciudad con una escena de gran vitalidad, no obstante las limitaciones legales que se aplican a las iniciativas sobre los muros de la ciudad. Prohibiciones que son levantadas en ocasiones por las autoridades municipales, cuyo desarrollo, naturalmente, supervisan. En efecto, la “Ordenanza municipal reguladora del uso del espacio público para arte grafiti y mural así como para difusión de información”, firmada por el Dr. Paúl Granda López, Alcalde de Cuenca, el 6 de julio de 2012, recoge, en su artículo 1, como objeto de la misma, la promoción de “la creación y mantención de murales y arte grafiti en su espacio público como una propuesta estética urbana y de apropiación del espacio público por parte de sus artistas”. No obstante, en su artículo 3, establece una tipificación de los espacios de acuerdo al siguiente orden: 1. Espacio público de acceso libre; 2. Espacio público de acceso restringido; 3. Espacios privados con autorización de los propietarios y; 4. Espacios destinados para ser puntos de información.

El punto 1, dedicado a los “Espacios de  Acceso Libre”, (como reza el artículo 4), se refiere a “aquellos espacios urbanos y rurales no patrimoniales, que se crearen o identificaren para ser intervenidos de manera directa por las y los artistas”. Por su parte, el punto 2, consagrado a los “Espacios de Acceso Restringido” (como reza el artículo 5), se refiere a “aquellos espacios urbanos y rurales que una vez  creados o identificados, por sus características especiales de conservación, requieren  para ser intervenidos de un permiso de la Dirección de Cultura, que coordinará en función de las competencias con las direcciones que corresponda”. El punto 3, el dedicado a los “Espacios privados con autorización de sus propietarios” (como reza el artículo 6), se refiere a “aquellos espacios no patrimoniales a los que de manera voluntaria sus propietarios  autoricen su intervención. En estos casos se coordinará directamente con el propietario”. No obstante, el permiso de los propietarios está supeditado a la consecución de un permiso municipal[14].

La ordenanza, asimismo, establece la fundación de una delegación que se designa como “Comisión de Impulso al Arte Público para incentivar el desarrollo de actividades murales”. Una comisión integrada por “un o una delegada del Alcalde o Alcaldesa, la o el Director de Cultura, la o el Director de Áreas Históricas y Patrimoniales; el Concejal o Concejala Presidente de la Comisión de Cultura y dos delegados o delegadas de las y los artistas o colectivos con sus respectivos suplentes” (Artículo 9). Delegados que deberán personarse como tales ante las convocatorias para estas iniciativas que la Municipalidad hará públicas “a través de la página web del municipio o en la Dirección de Cultura”, como prosigue su noveno artículo.

Naturalmente, existen límites a los contenidos de las prácticas murales. Así, la Disposición General Primera establece que: “No se permitirá que se hagan intervenciones que induzcan a la violencia, la discriminación, el racismo, la toxicomanía, el sexismo, la intolerancia religiosa o política y toda aquella que atente contra los derechos”.

Imagen4

Casa Lakomuna. Exterior. Gradas del Otorongo

Cuenca es, como decíamos, un auténtico hervidero de artistas urbanos. Mas, tal vez el colectivo más activo en la ciudad sea el “Colectivo de arte multidisciplinario Lakomuna”, el perfil de cuyos miembros resulta en verdad heterogéneo. Si bien es cierto que muchos de ellos comparten su paso por la Carrera de Artes Visuales de la Facultad de Artes de la Universidad de Cuenca, casi ninguno de ellos ha concluido sus estudios. Además de artistas visuales con un grado menor o mayor de formación artística académica, otros son por completo autodidactas. Así, por ejemplo, el muy dotado José Antonio La Mata, “Tuco” (Cuenca, 1989), quien en la actualidad está ultimando la apertura de un estudio de tatuaje en El Vado –La Mata Tattoo Studio–, es técnico mecánico automotriz, y otros miembros proceden del área de la música o del pensamiento de las artes.

Imagen5

Exterior del Museo Pumapungo con una banderola reutilizada. Tipografía de Christian Quille. Diciembre de 2014

Lakomuna ofreció durante el mes de diciembre de 2014 un proyecto en el Museo Pumapungo mediante una exposición en dos de sus salas y muy diversos talleres, tanto en el interior como en el exterior de sus instalaciones: Hazlo vos mismo. En esta ocasión, nos ceñiremos, y de modo sucinto, a algunas de las actividades desarrolladas en las afueras del museo. En el exterior, además del desarrollo de la pintura mural en un espacio de más de cien metros de longitud, resuelto en su concepción formal por Diego Zambrano, “Daza” (Machala, 1989) y “Tuco”, la gratiferia, coordinada por Carlos Paredes (Cuenca, 1988) conoció una amplia participación ciudadana. La gratiferia tuvo lugar desde las diez de la mañana de los días 20 y 21 de diciembre en la explanada de acceso al museo. Paredes animaba a la participación de los viandantes, o de aquellos a quienes había invitado los días previos mediante el reparto de volantes, con el lema “Regala lo que ya no uses. Llévate lo que necesites” (declaración que asimismo había sido impresa en los volantes), escrito en una pancarta que portaba durante las largas jornadas en las que se desarrolló. Cada persona que llegaba a las mesas sobre las que estaban dispuestos los objetos donados era invitada a seleccionar uno para llevarse completamente gratis. Paredes invitaba a los beneficiarios a proceder a una suerte de intercambio de dones, un gesto, un símbolo con el que, elegido libremente, manifestara una cierta reciprocidad a la dádiva recibida, “puede ser un abrazo a alguien”, gustaba de poner como ejemplo.

En lo referente a la pintura mural, y después de haber fondeado el muro, el diseño del mismo se resolvió el 12 de diciembre. La autoría intelectual del mismo, y la dirección de su ejecución, correspondió a un tándem magníficamente avenido integrado por “Daza” y “Tuco”. Coincidiendo con el cierre del programa Hazlo vos mismo en el interior del mueso, el mural fue concluido el 28 de diciembre. La resolución formal del mismo consistió en una composición simétrica en la que dos gigantes pétreos, y yacentes, orientaban sus pies hacia el término central, en el que se representaba el sol, al que un solitario hombre rendía culto. En el conjunto se descubría aquí y allá la representación de pequeñas comunidades campesinas recolectoras de maíz en una existencia idílica, adánica, en la que la fauna no se encuentra ni se siente amenazada.

Dos aspectos primaron en el conjunto del proyecto: el carácter lúdico y una conciencia crítica de la economía. El primero se consideró idóneo para la introducción de esta práctica dialógica en la ciudad. El segundo se manifestó de mil maneras, mediante la donación de materiales para la realización de esculturas, o de objetos, particularmente de vestuario, para la gratiferia o el uso de materiales reciclados en numerosas ocasiones. Y no pueden dejar de recordarse con gratitud sincera las donaciones que el colectivo recibió para la adquisición de pinturas y latas de espray sin las cuales habría sido imposible concluir el gigantesco muro. Una refrigeradora averiada se transformó en una estantería que cobijó la donación y trueque de libros, dispuesta en un espacio privilegiado: el punto exacto que comparten las salas 3 y 4 con el patio central del museo. El servicio permaneció activo desde los días mismos del montaje y durante la integridad del horario de apertura del museo. Hazlo vos mismo hubo de modificar en ocasiones el cronograma de sus actividades para resolver diversos inconvenientes. Pero también amplió notablemente el número de los compromisos adoptados en el calendario, respondiendo al entusiasmo con que fue recibido desde diversas iniciativas, como la invitación recibida a participar en el I Congreso Internacional E@ el 16 de diciembre en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Cuenca, que agradecemos a su organizadora, Ángeles Saura, quien conoció el proyecto en el museo tan sólo cuatro días antes. Del mismo modo, Hazlo vos mismo se desplazó a Machala, ciudad natal de muchos de los integrantes de Lakomuna, el lunes 22 de diciembre, para participar en una presentación ante jóvenes artistas machaleños, comenzando, así, la urdimbre de unas colaboraciones que confiamos establecer con otras ciudades.

El arranque cuencano de Hazlo vos mismo fue, por encima de todo, una demostración de lo imperioso que la compañía de experiencias, habilidades, saberes y afectos resulta en un mundo como el nuestro, amenazado por el desierto de la homogeneización, de lo prefabricado, de lo programado, de la ansiedad egoísta, en fin, de la economía predatoria, insensata que parece conducirnos al matadero. Hazlo vos mismo, ninguno de cuyos actores ha percibido remuneración alguna por sus actividades, ha sido una constatación de que los ejercicios artísticos al alcance de todos, además de lúdicos, pueden enseñarnos modos alegres de ejercer diferencias que suman[15].

En la breve semblanza que Felipe Guamán Poma de Ayala realizara de la ciudad de Cuenca, en su magna El Primer Nueua Coronica i Buen gobierno conpuesto por don Phelipe Guaman Poma de Aiala, una obra, destinada a Felipe III, y que fuera concluida hacia 1615, después de haberle dedicado el autor unos veinte años a su redacción e ilustración, se encuentra este bello párrafo: “Y no abido en ellos cosa de suspecha desde que fue fundado. Y pobre de plata y de oro y pobre de carne y pocos ganados y rropa barato. Y tienen conuentos y monasterios muy acabado y ordenado. Y entre los pobres tienen mucha caridad y limosna. Y se quieren unos y otros como ermanos y an tenido buena justicia”[16].

Dos aspectos parecen primar en la mirada del autor amerindio. En primer lugar, la humildad de sus gentes. Y, en segundo lugar –y lo que consideramos posee una mayor relevancia–, su afán colaborativo, diríamos su conciencia comunitaria.

Cuenca, y el país todo, y el mundo en su extensión, pues cuanta riqueza existe en nuestro paisaje entrópico cuando no es fatal, es ficticia, parece deber inclinarse hacia la colaboración, y efectivamente, las iniciativas y las inquietudes de los artistas y sus emprendimientos se dirigen, por fortuna, en aquella dirección.

Bibliografía

Abad Vidal, Julio César, ed., Pensar el arte. Coloquio sobre arte contemporáneo en Ecuador. Cuenca: Universidad de  Cuenca, 2014.

Abad Vidal, Julio César, «Diego Muñoz. Cromo de héroe» (14 de junio de 2015), en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2015/06/14/diego-munoz-cromo-de-heroe/.

Abad Vidal, Julio César, «Las diferencias suman. Hazlo vos mismo, colectivo Lakomuna», en Intermedial (Medellín), nº 3 (2015). Texto sin paginación.

Abad Vidal, Julio César, Construyendo ideas. Exposición inaugural del espacio Yuyay, Cuenca, Ecuador» (26 de noviembre de 2016), en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2016/11/26/construyendo-ideas-exposicion-inaugural-del-espacio-yuyay-cuenca-ecuador/.

Abad Vidal, Julio César,«Ideas sobre papel» (11 de abril de 2017), en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2017/04/11/ideas-sobre-papel/.

Aguilar, Rodrigo, Palacio, Lucrecia y Solano, Paúl, eds., Como el cardo… Retrato hablado de Eudoxia Estrella. Cuenca: Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay, 2013.

Ampuero, Matilde, «La Artefactoría», en Galería Madeleine Hollaender 25 años. Guayaquil: Galería Madeleine Hollaender, 2002

Guamán Poma de Ayala, Felipe. Nueva Crónica y Buen Gobierno. Digirtalización íntegra del manuscrito disponible en la página de Det Kongelige Bibliotek (Biblioteca Real de Dinamarca): http://www.kb.dk/permalink/2006/poma/info/es/frontpage.htm.

Notas

[1] En una entrevista mantenida el 3 de julio con su director hasta el pasado mes de junio, el Ec. Jonathan Koupermann, sostenía que su renuncia al cargo que ha ostentado a lo largo de los últimos cuatro años y medio, se debía, fundamentalmente, a esta situación de precariedad económica. Koupermann está abordando un emprendimiento privado en Chaullabamba, a mitad de camino entre las poblaciones de Cuenca y Azogues, que inaugurará, en septiembre con el nombre –hasta la fecha provisional–, de “K, Espacio cultural”.

[2] Tomó posesión de su cargo, que ostentará hasta 2021, el pasado 12 de mayo. En la entrevista que mantuvimos con él en su despacho, el pasado 12 de junio, Sánchez estableció como una prioridad la redefinición de los espacio de la institución. Antes de haberse cumplido un mes de gestión, tomó la decisión de clausurar la librería de la Casa de la Cultura, Pedro Páramo, que había sido fundada durante la dirección de Carlos Vásconez (Cuenca, 1977).

[3] Si bien se insiste en que existirá una continuidad en la visualización de arte contemporáneo, el perfil del nuevo Director y su defensa de redefinir el uso de los espacios de la casa plantea un horizonte incierto máxime cuando su actual Director insiste en que la Casa atraviesa en la actualidad acuciosos problemas de índole económica. No obstante, confirma el cargo de Ordóñez como coordinador de los espacios expositivos de la CCENA al menos hasta diciembre del presente año.

[4] Estas memorias fueron redactadas por Rodrigo Aguilar en colaboración con Lucrecia Palacio y Paúl Solano a partir de los testimonios de Eudoxia Estrella. Cfr. AGUILAR, Rodrigo; PALACIO, Lucrecia y SOLANO, Paúl (eds.): Como el cardo… Retrato hablado de Eudoxia Estrella. Cuenca, Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay, 2013.

[5] Ibíd., p. 52.

[6] El jurado otorgó tres premios (sin discriminación en grados), concediendo dos de ellos a una videoinstalación, La simbiosis de la indiferencia, de Larissa Marangoni (Guayaquil, 1967) y a una instalación, Prueba tu suerte, de Omar Puebla (Quito, 1977). Asimismo, resultó premiada una serie pictórica de carácter apropiacionista, El hombre de la Calle 14 en su séptima versión, de Patricio Ponce (Quito, 1963), en la que su autor emitía diversas variaciones del anónimo personaje representado por Camilo Egas (Quito, 1889-Nueva York, 1962), en su icónica obre pictórica Calle 14 (1937, óleo sobre tela, 137 x 101 cm).

[7] AGUILAR, Rodrigo; PALACIO, Lucrecia y SOLANO, Paúl (eds.): Como el cardo… Retrato hablado de Eudoxia Estrella. Op. cit., p. 55.

[8] El Puente de Todos los Santos, nombre del sector urbano en el que se enclava, fue parcialmente destruido por una crecida del río Tomebamba en abril de 1950. Desde entonces, y debido a que no ha sido reconstruido, se conoce popularmente como Puente Roto. Es el puente más antiguo de Cuenca.

[9] Pero no fue la única de las acciones realizadas por los miembros de La Artefactoría. Matilde Ampuero (Guayaquil, 1961) las recuerda y analiza de este modo, que por su brillantez, reproducimos in extenso: “Las paredes exteriores de los museos donde se exponían las obras fueron pintadas con corazones que contenían la frase «Arte no es pintura» (Alvarado); las calles se llenaron de contornos pintados de invisibles cuerpos muertos (Restrepo); y la noche de la inauguración circularon en manos de invitados y artistas tarjetas que rezaban «El Arte no es moda» (Patiño). Al día siguiente se pudo observar a un grupo de militares que repintaban las paredes, borrando de ellas la evidencia de la protesta y del arte no oficial, y a un grupo de personas que encendía cirios sobre las «huellas de los cuerpos». El carácter totalmente anónimo de las acciones que se dieran durante esta primera Bienal fue lo que marcaría la contundente diferencia entre un arte ofrecido como producto mercantil, y representante «diplomático», y un arte comprometido con la conciencia que trataba de emerger en el grupo. La omisión deliberada de sus nombres en las obras, acentuaría el carácter elitista de las bienales y remarcaría, aún en el presente, la falta de interés por parte de sus instituciones y de la cultura oficial por documentar la historia del arte nacional, su representación y [sus] contenidos políticos”. Matilde Ampuero: «La Artefactoría», en Galería Madeleine Hollaender 25 años, 68.

[10] Inaugurada el 26 de noviembre de 2016, presentaba obras de cinco artistas nacionales: Ítalo Espín, Noé Mayorga, Diego Muñoz, Danny Narváez y Gabriel Zamora. Cfr. Julio César Abad Vidal, «Construyendo ideas. Exposición inaugural del espacio Yuyay, Cuenca, Ecuador» (26 de noviembre de 2016), en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2016/11/26/construyendo-ideas-exposicion-inaugural-del-espacio-yuyay-cuenca-ecuador/.

[11] Inaugurada el 12 de abril de 2016, presentaba obras de cinco artistas azuayos: Olmedo Alvarado, Boris Cabrera, Jonathan Mosquera, Marco Pillco y Mauricio Valdiviezo. Vide Julio César Abad Vidal, «Ideas sobre papel» (11 de abril de 2017), en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2017/04/11/ideas-sobre-papel/.

[12] Inaugurada el 17 de junio de 2017, presentaba obras de once artistas de Séptimo Ciclo de la Facultad de Artes de la Universidad de Cuenca: Ismael Baculima, Leonel García, Stalin Guaraca, Sandra Léon, Belén Mogrovejo, Isaac Orellana, Eliana Palomeque, Óscar Rosas, María Soledad Salinas, Juan Ángel Vélez y María Paula Vintimilla, La curaduría de las tres muestras ofrecidas en Yuyay ha sido responsabilidad de quien suscribe.

[13] Cfr. Julio César Abad Vidal, «Diego Muñoz. Cromo de héroe» (14 de junio de 2015), en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2015/06/14/diego-munoz-cromo-de-heroe/.

[14] De este modo, continúa el artículo: “El otorgamiento de autorizaciones para los espacios que así lo requieran estará a cargo de la Dirección de Cultura en coordinación con las direcciones competentes, la que deberá pronunciarse en el término máximo de quince días de recibida la petición, caso contrario el permiso se entenderá que ha sido otorgado”.

[15] Nos ocupamos más extensamente de la cuestión en nuestro ensayo Julio César Abad Vidal, «Las diferencias suman. Hazlo vos mismo, colectivo Lakomuna», en Intermedial (Medellín), nº 3 (2015). Texto sin paginación.

[16] El pasaje, en su integridad, reza así. “CIVDAD. Esta dicha ciudad de Qüenca aquí tubu grandes casas Guayna Capac Ynga. Se fundó en tienpo del papa Glemente y del rrey enperador don Carlos, ciendo gouernador y poblador don Francisco Pizarro. Y son gente de pas y cristianos los caballeros y becinos, soldados, yndios. Y son grandes serbidores de Dios y de la corona rreal de su Magestad. Y no se a rreuelado y auerse hallado mentiras en ellos como a los españoles, yndios, negros. Y es de buen tenple, mediana de comida y mucha fruta. Y tiene juridición y comarcano. Y son cristianos y bien dotrinados. Y no abido en ellos cosa de suspecha desde que fue fundado. Y pobre de plata y de oro y pobre de carne y pocos ganados y rropa barato. Y tienen conuentos y monasterios muy acabado y ordenado. Y entre los pobres tienen mucha caridad y limosna. Y se quieren unos y otros como ermanos y an tenido buena justicia. Es como Ciuilla en sus tratos y cristiandad y la pulicía que tienen en esta ciudad”. Felipe Guamán Poma de Ayala, Nueva Crónica…, foja 998 [1016]. Nos ocupamos de la apropiación de esta magna obra de Guamán de Poma de Ayala entre los artistas ecuatorianos contemporáneos en el ensayo: Julio César Abad Vidal, «La apropiación de Guamán Poma en el arte ecuatoriano contemporáneo», en Abad Vidal, Pensar el arte, 85-99.

 

Anuncios

Acerca de juliocesarabadvidal

Julio César Abad Vidal es Premio Extraordinario de Doctorado en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid, es Doctor en Filosofía (Área de Estética y Teoría de las Artes), Licenciado en Historia del Arte y Licenciado en Estudios de Asia Oriental, asimismo por la UAM. Desde su primera publicación, en 2000 y, en sus proyectos como docente y comisario, se ha dedicado a la reflexión sobre la cultura contemporánea con tanta pasión como espíritu crítico. Crédito de la imagen: retrato realizado por Daniela Guglielmetti (colectivo Dibujo a Domicilio); más información en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2015/07/29/dibujo-a-domicilio-un-cautivador-proyecto-colectivo-socio-artistico/

  1. Pingback: Olmedo Alvarado | juliocesarabadvidal

  2. Pingback: Mauricio Valdiviezo y la pintura de paisaje en Ecuador | juliocesarabadvidal

  3. Pingback: La investigación en la Facultad de Artes de la Universidad de Cuenca | juliocesarabadvidal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: