Hogar Exilio. Palabras para el último proyecto de Chema Gil

BAJA At Home IV _ Campism

At Home IV. 2016, impresión sobre papel fotográfico mate, 36 x 46 cm

La presente entrada reproduce en su integridad el texto “Hogar Exilio. Palabras para el último proyecto de Chema Gil”, publicado en el catálogo de la exposición Chema Gil. Art Fatale. Pamplona, Ayuntamiento de Pamplona, 2018., pp. 5-7. La exposición se celebra en El Polvorín, Ciudadela de Pamplona, entre el 19 de enero y el 4 de marzo de 2018.

Hogar Exilio. Palabras para el último proyecto de Chema Gil

Chema Gil (Palencia, 1960) trabaja con fotografías y en el ámbito de la instalación. Su trabajo se caracteriza por detenerse en lo íntimo, mas con la misma moderación y modestia con la que se enfrenta a su propia actividad expositiva. En este sentido, convendría tal vez recordar que ha transcurrido exactamente una década desde su última muestra individual, Artymañas, que fuera celebrada en el Pabellón de Mixtos de La Ciudadela.

En la presente ocasión, Gil ofrece, bajo el título de Art Fatale, una serie de fotografías en color impresas sobre papel fotográfico mate, todas ellas tomadas entre 2010 (Bath) y 2017 (Up & Down y Sin título),  y que obedecen a dos únicos formatos. El mayor, de 140 x 90 cm, es empleado en registros verticales, mientras que recurre al menor, de 36 x 46 cm, para las imágenes apaisadas.

Formalmente, las fotografías de Gil declaran las más de las veces un sentido interés por los volúmenes geométricos, que se ofrecen a menudo en primer plano. Del mismo modo, ventanas con tejidos traslúcidos construyen patrones lumínicos que redundan en la conciencia de la Fotografía como una ventana abierta al mundo, una convención adoptada del arte de la pintura en su definición en el Renacimiento como objeto autónomo.

La presente exposición prosigue la particular poética de Gil en una pesquisa sobre interiores domésticos, mediante los que invita a reflexionar al espectador de sus fotografías sobre el propio hogar, y en el modo en que nos relacionamos con nuestros recuerdos, con los mementos, con los objetos cargados por un lazo temporal –como lo es la misma Fotografía–. Así, una de las imágenes captura una estantería en la que se exhibe un zoo de miniaturas, en piezas de materiales heterogéneos (cerámica, metal, madera, plástico), una suerte de inventario, de colección, que sirve a la pretensión de ordenar el mundo. No obstante, la vivienda como espacio físico conduce a Gil a hablar del  hogar como espacio ontológico, como un epicentro afectivo. Y con la carencia del mismo para tantos desamparados.

BAJA Relatives

Relatives. 2016, impresión sobre papel fotográfico mate, 140 x 90 cm

De este modo, sin aspavientos, exhibicionismo o morbo alguno, Gil ofrece asimismo una sensible reflexión sobre la migración forzada, sobre el éxodo de un mundo que ha derruido fronteras para la consecución de un extremo fluido del hiperliberalismo, pero que ofrece con pertinacia límites políticos perversos. El éxodo sirio ha detonado algunas de estas reflexiones. Una fotografía apropiada de la prensa digital en el que se aprecia un campamento de aquellos refugiados ha sido empleada por dos veces en sendas fotografías. En Relatives (2016), Gil ha procedido a una manipulación digital que le ha conducido a sustituir una fotografía familiar –de ahí su título– por la de los exiliados, dándoles de este modo acceso, siquiera en el ámbito del símbolo o del afecto, a su propio hogar. Homo sum, humani nihil a me alienum puto (Soy un hombre, nada humano me es ajeno), acuerda nuestro autor con Terencio.

BAJA Trayecto II

Trayecto II. 2016, impresión sobre papel fotográfico mate, 36 x 46 cm

En Trayecto II (2016), dos grandes fragmentos de aquella misma fotografía han sido introducidos digitalmente en el pasillo de un edificio de oficinas, o de un hotel, un espacio, en cualquier caso, inadecuado para su ocupación por aquellos desterrados, como si Gil precediera a establecer una perturbación o, tal vez, para demostrar visualmente la necesidad de víctimas para el mantenimiento de este orden, el que rige por el momento las vidas nuestras, atrozmente deshumanizante.

En las obras de Gil se producen en ocasiones, asimismo, bucles visuales, tales como fotografías en el interior de fotografías. Y una de la más poética de sus imágenes, se sirve de una apropiación de una obra propia para, con una sutileza ejemplar, abordar la misma reflexión sobre la necesidad de hogar y el sentimiento de vivirnos exiliados. Así, At Home IV, captura un fragmento de una tienda de campaña en primer plano, mientras que el fondo esta tejido por una disposición de numerosas fotocopia que forman parte de una de sus obras más icónicas, A Kim Ki-duk (2007, impresión sobre papel y madera, dimensiones variables), un trabajo que expuso en Seúl, ciudad en las que se desarrolla la mayor parte de la producción del cineasta surcoreano homenajeado en la obra, y en su anterior muestra individual pamplonesa.

No obstante, la disposición de las imágenes repetidas en At Home IV, que pareciera fingir la de los azulejos de una pared, y que se presenta entre los árboles en los que se han situado unas cintas adhesivas a las que se han adherido, no es completa. Gil demuestra con una poética encomiable una contradicción entre lo efímero y lo estable, entre la fantasía y la certeza, lo que redunda en el carácter ilusorio de toda seguridad, tanto como en la imperativa necesidad de mantener viva la ilusión en un mundo que se desmorona.

 

ENGLISH VERSION, “Exile Home. A few words on Chema Gil’s latest project”, available here.

 

VERSIÓN EN EUSKERA

El catálogo ofrece, asimismo, en las pp. 19-20, una traducción al euskera del texto (si bien no se identifica al traductor),  que reproduzco a continuación.

Deserri Etxea. Hitzak, Chema Gilen azken proiekturako

Chema Gilek (Palentzia, 1960) argazkigintza lantzen du, baita instalazioaren arloa ere. Barne-barnekoa atzematea, horra haren lanaren bereizgarri, betiere erakusketa-jardunari aurre egiteko darabiltzan neurritasun eta apaltasunarekin. Zentzu horretan, agian komeni da gogora ekartzea zehazki hamarkada bat igaro dela Ziudadelako Mistoen eraikinean Artymañas –haren bakarkako azken erakusketa– ikusgai egon zenetik.

Oraingo erakusketa honetan, zeinak Art Fatale izenburua baitu, argazki-paper matean inprimatutako argazki sorta eskaintzen digu, koloretan, guzti-guztiak 2010 (Bath) eta 2017 (Up & Down eta Izenbururik gabe) artean hartutakoak, eta bi formatutan baino ez. Formatu handia, 140 x 90 cm-koa, erregistro bertikaletarako darabil, eta aldiz, txikia, 36 x 46 cm-koa, irudi etzanetarako.

Formari dagokionez, gehien-gehienetan bolumen geometrikoekiko interes benetakoa ematen dute aditzera Gilen argazkiek, horiek maiz lehenengo planoan kokatzen dituelarik. Halaber, oihal zeharrargiko leihoek argi-patroi jakin batzuk eraikitzen dituzte, eta horiek Argazkigintzaren izaera azpimarratzen dute mundura begirako leihoa den aldetik, Berpizkunde garaian pintura-artetik hartutako konbentzioarekin bat, zeinen bidez pintura objektu autonomo gisara definitzen baita.

Erakusketa honek jarraipena ematen dio Gilen poetika bereziari, eta etxeetako barrenei buruzko azterlan baten bitartez gonbita egiten die haren argazkien ikusleei hausnarketa egin dezaten norberaren etxearen inguruan, oroitzapenekin, une jakin batzuekin eta denbora-lotura dugun objektuekin –argazkiarekin berarekin, adibidez– dugun harreman motaren inguruan. Hori horrela, irudietako batek apalategi bat erakusten du, non miniaturazko zoo bat agertzen baita, material heterogeneozko (zeramika, metala, zura, plastikoa) zenbait piezaz osatua, mundua ordenatzeko asmoari laguntzen dion nolabaiteko inbentario edo bilduma bat. Hala ere, etxebizitza espazio fisikotzat ulertzeak hura espazio ontologiko gisa hartzen duen ideiaz mintzatzera jauzi egiten du Gil: etxea afektibitate-epizentro gisara hartuta. Eta, horrenbestez, hainbat eta hainbat babesgabeen etxe-gabezia hartzen du hizpide.

Horrela, inolako imintzio-, exhibizionismo- edo morbo-asmorik gabe, bortxazko migrazioari buruzko gogoeta zentzuzkoa eskaintzen du Gilek, hiperliberalismoaren muturreko jarioa lortzeko mugak hautsi baina muga politiko perbertsoekin tematzen den mundu bateko exodoari buruz. Siriako exodoak gogoeta horietako zenbait piztu ditu. Prentsa digitaletik hartutako irudi bat, non errefuxiatuen kanpamentu bat ikusten baita, bi aldiz erabili du, argazki banatan. Relatives izenekoan (2016) manipulazio digitala egin du, eta familia-argazki bat –hortik izenburua– exiliatuen argazki batez ordeztu du, hartara aukera izan dezaten, sinbolikoki edo afektibitate-esparruan bada ere, haren etxera sartzeko. Terentziorekin bat datorkigu egileak: Homo sum, humani nihil a me alienum puto (Gizakia naiz, gizakiaren ezer ez zait arrotz ). Trayecto II lanean ere (2016), digitalki txertatu dira argazki horren bi zati handi bulego-eraikin bateko korridorean, hotel batean edo edozein espaziotan non ez baita lekurik deserriratuendako; modu horretan, Gilek nahasmendua eman nahi du aditzera, edo agian, irudiz erakutsi nahi du biktimak beharrezkoak direla ordena mantentzeko, gizatasunik gabeko halako ordena izugarria ezen haren arabera arautzen baitira gaur gaurkoz gure bizitzak.

Gilen lanetan ere, irudi-kiribilak badira, argazkien barruan argazkiak agertzen direlarik, adibidez. Eta haren irudien arteko poetikoenetako batean bereganatu egiten du jada berarena den obra bat, sotiltasun eredugarriaz heltzeko, berriz heldu ere, etxe-premiari eta deserrian bizitzearen sentimenduari buruzko gogoetari. At Home IV lanean lehenengo planoan ageri zaigu kanpin-denda baten zati bat, eta haren obra ikonikoenetariko bat osatzen duten fotokopia sorta batek saretzen du hondoa. Obra ikoniko hori A Kim Ki-duk (2007) da, hainbat neurritako inpresioa da, paper eta zur gainean egina, eta Seul hirian egon zen ikusgai –obran omentzen den zineasta hegokorearraren ekoizpen gehienak bertan garatzen dira–, bai eta Iruñean bakarka egin zuen aurreko erakusketan ere.

Edonola ere, At Home IV lanean errepikatzen diren irudien antolaketa, horma bateko lauzak itxuratzen dituena eta zuhaitz artean aurkezten dena –zuhaitzetan zinta itsaskorra paratu da eta hor itsatsi dira irudiak–, ez da erabatekoa. Poetika goraipagarria erabilita, Gilek mahaigaineratu egiten du iragankorraren eta iraunkorraren arteko kontraesana, fantasia eta ziurtasunaren artekoa, eta horrek azpimarratu egiten ditu hala segurtasun ororen alegiazko aldea nola gainbehera doan mundu honetan ilusioari eusteko premia derrigorrezkoa.

Anuncios

Acerca de juliocesarabadvidal

Julio César Abad Vidal es Premio Extraordinario de Doctorado en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid, es Doctor en Filosofía (Área de Estética y Teoría de las Artes), Licenciado en Historia del Arte y Licenciado en Estudios de Asia Oriental, asimismo por la UAM. Desde su primera publicación, en 2000 y, en sus proyectos como docente y comisario, se ha dedicado a la reflexión sobre la cultura contemporánea con tanta pasión como espíritu crítico. Crédito de la imagen: retrato realizado por Daniela Guglielmetti (colectivo Dibujo a Domicilio); más información en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2015/07/29/dibujo-a-domicilio-un-cautivador-proyecto-colectivo-socio-artistico/

  1. Pingback: Ser y no ver. Sobre la serie «Profundidad», de José Iglesias | juliocesarabadvidal

  2. Pingback: Exile Home. A few words on Chema Gil’s latest project | juliocesarabadvidal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: