Cuentos inquietantes. Ambrose Bierce y Mariano Henestrosa

BLOG portada Bierce

 

El volumen Cuentos inquietantes[1], recoge un total de catorce relatos extractados de diversas obras de Ambrose Bierce, y cuenta con un nuevo trabajo como ilustrador de Mariano Henestrosa (Madrid, 1983), siendo su segunda aportación a la producción de libro ilustrado tras su encomiable labor para un relato extraordinario de la literatura universal: La muerte de Iván Ilich[2]. Para ambas iniciativas editoriales, Henestrosa ha realizado sus originales mediante pintura al acrílico sobre papel, mas si en su primera gran empresa como ilustrador se sirvió exclusivamente del blanco y negro, en esta ocasión ha recurrido al color, si bien en una paleta reducida casi en exclusividad a los ocres. Una economía que le permitió completar la cincuentena de las ilustraciones realizadas en el breve plazo fijado para su trabajo (entre mayo y septiembre de 2016) y que redunda eficazmente en la atmósfera cargada, nostálgica, macabra del conjunto[3].

Los relatos proceden de fuentes misceláneas, tres de ellos[4] se incluyen en el probablemente más importante de los volúmenes bierceanos de cuentos: Tales of Soldiers and Civilians, que cuenta con una loable edición en español, la muy cuidada en anotaciones, e integral, a cargo de Emili Olcina: Cuentos de soldados y civiles (Barcelona, Laertes, 2010)[5].

Para su trabajo, Henestrosa ha realizado ilustraciones a página completa y aun a doble página, si bien numerosas páginas están adornadas con detalles de aquellas mismas imágenes, los cuales han sido situados en los márgenes de las páginas con texto, en una maquetación en la que Henestrosa ha perseguido la creación de un ritmo visual que acompañe en cada página al lector, pero que no resulta en absoluto necesaria.

El hombre y la serpiente 5Al igual que en su anterior aportación, resulta admirable el manejo de Henestrosa del encuadre, que captura con elocuencia los tintes macabros de la prosa de Bierce. Y se encuentran entre sus páginas numerosos hallazgos compositivos, como el zoom de aproximación que amplía progresivamente y en una diagonal que puede trazarse entre el extremo superior izquierdo y el inferior derecho de la doble página la cabeza de la serpiente cuyos ojos obrarán una nefasta e hipnótica influencia en la persona de Harker Brayton en el relato “El hombre y la serpiente” (pp. 90-91).

El Maestro de Moxon 10Las ilustraciones de Henestrosa a menudo sirven para comunicar páginas contiguas, ya sea mediante su presencia en el centro del conjunto, o, las más de las veces, en una composición que llena el registro inferior de ambas páginas. En seis ocasiones, se presentan ilustraciones a doble página sin presencia alguna de texto. Cuatro de ellas abundan en la ambientación del relato[6], mientras que dos se centran en primerísimos planos que parecen precipitar hacia el espectador la representación de sendas víctimas: Halpin Frayer, en  “La muerte de Halpin Frayer”, y Moxon, en el “El maestro de Moxon” (reproducida en la ilustración superior)[7]. Una característica que comparte, asimismo, pese a contar con texto en la parte superior de ambas páginas, la representación de un cadáver (en el término inferior de las pp. 238-239), el de Hugh Morgan, cuya muerte está siendo investigada en el relato “La Cosa Maldita”, último de los presentados en la selección.

ojos pantera 02Al igual que las ilustraciones de Henestrosa para el prodigio de Tolstói, las presentes carecen de márgenes ortogonales precisos. Sin embargo en las dedicadas a Bierce, y tal como ocurre por ejemplo en su serie pictórica al acrílico sobre papel «Despiece»[8], las obras parecen conjuntos salpicados, lo que logra contaminar su entorno, como si manara a borbotones pintura, un recurso muy apropiado a la representación de lo macabro y lo violento –ya contenido, ya exorbitado– de los textos que ilustra Henestrosa. camino luz luna 03.jpgUn universo tenebroso en el que está presente el humor acidísimo de Bierce, tanto en sus giros expresivos cuanto en su denuncia de la existencia humana, que considera cruel y miserable. De lo que da buena cuenta, por ejemplo, uno de los relatos antologados, “Una noche de verano”, en el que un episodio de catalepsia no va a conseguir estropear el botín a quienes están habituados a obtener beneficios profanando tumbas, Un relato, el más breve de los recogidos en el volumen, que para deleite de nuestros amables lectores reproducimos en su integridad a continuación con el permiso del ilustrador. Disfrútenlo.

Noche de Verano 1

Noche de Verano 2Noche de Verano 3

 

Notas

[1] BIERCE, Ambrose: Cuentos inquietantes. Selecc. y tr. de Aitor Ibarrola-Armendariz. Ilustraciones de Mariano Henestrosa. Madrid, Alianza, 2016. El volumen carece de un estudio introductorio y de notas aclaratorias, lo que habría resultado deseable, cuento menos, para indicar el carácter apócrifo de varias fuentes empeladas por quienes escriben en la ficción los relatos que firma Bierce. Se trata de Hali, invocado al comienzo de los relatos “La muerte de Halpin Frayer” y “Un habitante de Carcosa”, pp. 49 y 149, respectivamente, y de Morryster, citado al inicio de “El hombre y la serpiente”, en la p. 83. Del mismo modo, hubiera resultado deseable acompañar el volumen de una nota aclaratoria sobre la procedencia de los catorce relatos.

[2] TOLSTÓI, Lev: La muerte de Iván Ilich. Tr. de Juan López-Morillas. Ilustraciones de Mariano Henestrosa. Madrid, Alianza, 2016.

[3] Henestrosa trabajó en una escala próxima al natural, si bien algunas páginas demuestran un inadecuado pixelado (destacando la ilustración a doble página reproducida en las pp. 70-71) y gran parte de las imágenes originales ellas se han oscurecido sensiblemente como consecuencia de su tratamiento digital.

[4] “El hombre y la serpiente”, “Un habitante de Carcosa” y “Los ojos de la pantera”. Cfr. BIERCE, Ambrose: Cuentos inquietantes. Op. cit., pp. 83-95, 149-157 y 185-201, respectivamente.

[5] Y es que, como sintetiza Olcina en su notable introducción: “El título de la obra [Cuentos de soldados y civiles] no siempre designa el mismo conjunto de relatos. Puede designar los diecinueve (diez «de soldados» y nueve «de civiles») de la primera edición [San Francisco, E. L. G. Steele, 1911]. Atenerse a este contenido no el criterio habitual de edición, aunque lo ha sido en la muy destacable de Donald T. Blume (Kent y Londres: The Kent State University Press, 2004). Habitualmente se publican los veintiséis relatos (quince de los diecinueve de la primera edición más otros once) de la última edición revisada por Bierce, la del (…) volumen II de las Collected Works. Puede entenderse, por último, y aquí lo hacemos, que los Cuentos de soldados y civiles se componen de todos los relatos que Bierce agrupó bajo este título en un momento u otro, es decir: los treinta que resultan de añadir a los diecinueve de la primera edición los once que Bierce fue añadiendo en las ediciones posteriores”. BIERCE, Ambrose: Cuentos de soldados y civiles. Tr. de Emili Olcina. Barcelona, Laertes, 2010, pp. 9-10.

[6] “El camino a la luz de la luna”, “Un tarro de almíbar”, “La muerte de Halpin Frayer” y “El valle encantado”, en pp. 14-15, 44-45, 70-71 y 170-171, respectivamente.

[7] En las páginas 76-77 y 144-145, respectivamente.

[8] Expuesta en una muestra homónima, en 2016, en la galería madrileña Aspa Contemporary.

Anuncios

Acerca de juliocesarabadvidal

Julio César Abad Vidal es Premio Extraordinario de Doctorado en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid, es Doctor en Filosofía (Área de Estética y Teoría de las Artes), Licenciado en Historia del Arte y Licenciado en Estudios de Asia Oriental, asimismo por la UAM. Desde su primera publicación, en 2000 y, en sus proyectos como docente y comisario, se ha dedicado a la reflexión sobre la cultura contemporánea con tanta pasión como espíritu crítico. Crédito de la imagen: retrato realizado por Daniela Guglielmetti (colectivo Dibujo a Domicilio); más información en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2015/07/29/dibujo-a-domicilio-un-cautivador-proyecto-colectivo-socio-artistico/

Un Comentario

  1. Pingback: Bierce, El Diablo, Steadman, Nine | juliocesarabadvidal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: