Hilario Bravo. El Libro de las Aguas

001 Icon

El 4 de noviembre de 2016, tuvimos el privilegio de presentar el libro de artista de Hilario Bravo titulado El Libro de las Aguas en la Sala Pintores 10 de su Cáceres natal, y posteriormente lo haríamos, el 15 de diciembre del mismo año , en el espacio Cruce, en Madrid. En ambas ocasiones ofrecimos una reflexión cuyo guión reproducimos a continuación.

El Libro de las Aguas (2015)

20

El Libro de las Aguas es una edición de autor, limitada a cincuenta ejemplares numerados, con un total de treinta y seis páginas, la penúltima de las cuales la ocupan la justificación de tirada y la numeración y firma manuscrita de los ejemplares que componen la edición. El conjunto se conforma mediante nueve pliegos sin encuadernar de formato apaisado de cuatro páginas (de 25 x 38 cm) cada uno. Poemas, ilustraciones, diseño e impresión han sido responsabilidad exclusiva del artista quien únicamente ha delegado en un colaborador un elemento de la edición: la caja que encierra el conjunto, obra de un encuadernador profesional.

Tras la portada, Bravo introduce dos textos introductorios: “El Libro de las Aguas” (p. 4), en el que explica de los dibujos proceden de dos cuadernos realizados en Roma entre abril y mayo de 1996, aunque el segundo de ellos lo concluyó en agosto del mismo año, con su llegada a España y “Lluvia, mar y llanto” (pp. 5 y 6), una breve introducción en la que vincula el elemento físico del agua con el femenino. Agua y mujer son fuente y origen de toda creación; en el segundo caso, no únicamente en un sentido procreador, sino –cabe colegir al hilo del contenido de los poemas–, en tanto Musa. La distribución posterior (entre las pp. 8 y 33, ambas inclusive) obedece siempre al mismo orden: una doble página (son 13), en la que la izquierda ofrece poema (los poemas son de desigual extensión) e imagen; y en la derecha se presenta un único motivo icónico a página completa.

Nueve Musas, nueve, son las hijas de Mnemósine, diosa de la Memoria, y del padre olímpico, Zeus. Y, como en las épicas, que nacen con una advocación a la Musa o las Musas, en el segundo poema, Bravo se refiere, en su segunda estrofa a las “Ninfas con mantos de seda, / y ornatos de verde hiedra, / nadando / entre sus propios cabellos. / Ninfas siempre del deseo. / Ninfas de la inspiración” (p. 10). Pero es que la presencia implícita de las Musas es aún más evidente en la evocación explícita de la memoria (madre de las Musas) por, precisamente, su extremo opuesto. Ese mismo poema se cierra con estas dos estrofas:

Estas manos ya arrugadas,

encogidas e insolentes,

enjutas,

proscritas por solitarias,

desterradas de tu piel,

fugitivas y rasantes.

¿En qué nuevo acaso, manos,

hallareis aquel perdido

camino

sinuoso y revelador,

secreto, íntimo y profundo,

de las aguas ya olvidadas?

12

La memoria, personificada en el personaje mitológico, también es convocada en el poemario, cuando en el tercer verso de uno de los poemas (que ocupa la p. 18), Bravo anhela, “sorber de Mnemósine el beso del recuerdo”. Del mismo modo, la decrepitud de su persona (“Ya mis piernas / el frío congela, / ya las fuerzas me ultrajan”, dirá en el poema siguiente; p. 12), amenazada por la impotencia, no lo está menos por el olvido. La vanidad de las cosas, Vanitas vanitatum, omnia vanitas es, siempre lo sospechamos, el leitmotiv de la obra de Hilario Bravo. De Hilario “Vanitas” Bravo.

Las referencias al mundo clásico constituyen, como en la obra toda de nuestro pintor poeta, una constante en el libro. A la de Mnemósine, ya señalada, se suman las evocaciones de la diosa Anfítrete (que aparece en la p. 16), o del río Leteo, uno de los que conduce al Hades, al submundo y que representa al Olvido (p. 18). Anfítrite y Leteo constituyen, pues, referencias a los ámbitos acuáticos marino y fluvial, respectivamente.

El conjunto no es, categóricamente, un relato protagonizado por el “creador de las aguas” (p. 8) que aparece como el personaje vertebrador del primer poema, pues no existe posibilidad de inferir (tampoco de lo contrario) que se aluda siempre al mismo personaje a lo largo del poemario. Si lo fuera, la deriva amatoria de este “creador de las aguas” se extendería por Roma (el escenario del primer poema es la Isla Tiberia), las aguas que ribetea el Nilo (por su alusión a la “diosa Nubia”, en la p. 22, en referencia a Anuket o Anukis, la diosa del Nilo, diosa de la lujuria, por su capacidad fertilizante de los campos en tiempo de inundación), y aun el Valle del Jerte, que en el poema de la p. 20 sitúa Hilario Bravo en las proximidades del Infierno.

32

Como todo, al final, concluye El Libro de las Aguas con la muerte que rubrica el dolor de la memoria de los gozos perdidos.

Anuncios

Acerca de juliocesarabadvidal

Julio César Abad Vidal es Premio Extraordinario de Doctorado en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid, es Doctor en Filosofía (Área de Estética y Teoría de las Artes), Licenciado en Historia del Arte y Licenciado en Estudios de Asia Oriental, asimismo por la UAM. Desde su primera publicación, en 2000 y, en sus proyectos como docente y comisario, se ha dedicado a la reflexión sobre la cultura contemporánea con tanta pasión como espíritu crítico. Crédito de la imagen: retrato realizado por Daniela Guglielmetti (colectivo Dibujo a Domicilio); más información en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2015/07/29/dibujo-a-domicilio-un-cautivador-proyecto-colectivo-socio-artistico/

  1. Pingback: Esperando a los invitados asomado a la ventana | juliocesarabadvidal

  2. Pingback: De la muerte, asido a un sueño. Una intervención de Hilario Bravo | juliocesarabadvidal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: