Dibujo a Domicilio, un cautivador proyecto colectivo socio-artístico

AGUILERA DD-128-5

Javier Aguilera retrata a Conchi en la visita 128, celebrada el 27 de enero de 2014

En el presente panorama artístico en España, la práctica del dibujo goza de un vivificante estado de salud. No sólo por el notable entusiasmo con el que numerosos dibujantes abrazan su tarea, sino por cuanto el medio parece servir, desde la humildad de los instrumentos que precisa para su desarrollo, a una ansiedad comunicativa y reflexiva, a menudo imbuida de una manifiesta conciencia social, que sus cultivadores encontrarían hoy muy difícil poder desarrollar, en el imperio nuestro de la cotidiana precariedad, mediante técnicas y procedimientos más costosos. En este sugestivo escenario del dibujo se desarrolla desde hace cinco años, con epicentro en Madrid, un encomiable proyecto artístico colectivo conocido bajo el ilustrativo nombre de Dibujo a Domicilio.

Una experiencia estética

sesion108ron 3

Ron Carrillo dibuja a Juan Pablo en la visita 108, celebrada el 30 de julio de 2013

Dibujo a Domicilio es un proyecto abierto en noviembre de 2010 por Daniela Guglielmetti, chilena de origen, venezolana de adopción, y residente en Madrid durante buena parte de los últimos diez años. Guglielmetti, cofundadora junto a Lucas Agudelo, de Dibujo Madrid, una actividad desarrollada en reuniones semanales que se celebraban los martes para dibujar, decide con posterioridad poner en marcha, inicialmente en solitario, Dibujo a Domicilio[1]. Un proyecto que muy pronto hizo extensible a algunos compañeros dibujantes, como los venezolanos  Alejandro Armas Vidal, Alfonso Rodríguez y Ron Carrillo. Dibujo a Domicilio precisa para el desarrollo de sus actividades del desplazamiento de sus miembros a las casas de sus diversos modelos. En estos entornos domésticos, a los que los dibujantes acceden por invitación, el equipo procede a la realización de diferentes retratos en sendas sesiones en una única jornada vespertina.

Este proyecto supone, asimismo, una aportación del mayor interés a las prácticas retratísticas contemporáneas. Con la difusión del retrato fotográfico, su dimensión estética había pasado frecuentemente a un segundo plano para ser, en numerosas ocasiones, una mera cuestión instrumental o de compromiso. En la actualidad, el retrato es ya algo común, y en ocasiones, tedioso e incómodo, como ocurre en ceremonias y conmemoraciones familiares, o rutinario y engorroso, por fuerza de los trámites y de las burocracias. Una destacada estrategia de comunicación entre retratistas y retratados es la que con carácter programático realiza desde sus inicios Dibujo a Domicilio.

La actitud de Dibujo a Domicilio favorece, gracias a su método de trabajo y su vocación social, que el retrato se convierta en una experiencia estética insospechada para muchos, y, en particular, para los numerosos modelos ajenos por completo al mundo del arte, personas que han llegado al conocimiento del colectivo a través del relato de las experiencias gozadas junto a estos dibujantes por amigos o familiares.

125_julio Cesar_Scan 12__baja

En una de las sesiones de la visita 125, celebrada el 7 de enero de 2014, Daniela Guglielmetti realizó el dibujo que sirve como imagen al perfil del autor de este blog

Quien esto escribe, siente, tanto en sus papeles como espectador de sus obras, como acompañante de algunas de sus sesiones y como el huésped de una de ellas, que los integrantes de Dibujo a Domicilio concitan en su trabajo una desaforada y compañera pasión por el dibujo y una distinguida humildad. Durante sus sesiones de trabajo, nuestros dibujantes se conducen con suavidad, pero no con la propia de los invitados tímidos, sino con la de aquellos que, respetuosos y abiertos, siempre se muestran solícitos a participar en unos juegos que pauta el anfitrión. Identifica, asimismo, al proyecto una marcada preocupación social. Sus miembros aluden a sus modelos no como meros sujetos de representación, sino como colaboradores necesarios para la prosperidad de su objetivo. Se trata, pues, de una relación simbiótica, ya que si la experiencia resulta enriquecedora para sus huéspedes, estas mismas sesiones mantienen alerta a los dibujantes, permitiéndoles fraguarse los ojos y las manos y ampliar el conocimiento de la realidad social de nuestro tiempo. Dibujo a Domicilio abriga la ambición de lograr retratar al mayor espectro de individuos, de hogares, de estamentos sociales, de sentires estéticos, hasta convertir el proyecto en una sociológica investigación estética, al modo, podría apuntarse –y pese a las extraordinarias diferencias que distinguen el tiempo, el trabajo y la materia del dibujo y de la fotografía–, de las estrategias fotográficas contemporáneas seguidoras del esfuerzo pionero del infortunado August Sander y su proyecto de establecer un friso fotográfico de las gentes de la Alemania de Entreguerras y cuyo primer fruto publicó en forma de libro con una sesentena de fotografías: Menschen des 20. Jahrhunderts (Munich, Kurt Wolff Verlag, 1929).

 

Una práctica metódica

133-02

Daniel Alonso Rivero dibuja a Marta en la visita 133, el 4 de marzo de 2014

Además de su creadora, Daniela Guglielmetti (Santiago, Chile, 1973), quien salvo por una paréntesis de tres meses ha participado en todas las sesiones desde el inicio de sus actividades, y quien se ha desplazado a Inglaterra el mes pasado, han integrado Dibujo a Domicilio durante sus tres primeros años de actividad: Alejandro Armas Vidal, Ronald Carrillo, Alya Mark, Alfonso Rodríguez, Iván Solbes, y ha contado, asimismo, con la intervención más esporádica de, entre otros, Daniel García. En la actualidad, de modo regular, el equipo se halla constituido por Ron Carrillo (Valencia, Estado Carabobo, Venezuela, 1980), quien ha tomado el relevo en la coordinación del colectivo tras la eventual marcha de Guglielmetti, así como por Javier Aguilera (Madrid, 1973), Daniel Alonso Rivero (Madrid, 1976) y Víctor Zurdo (Barcelona, 1976). El trabajo ha nacido y se desarrolla en Madrid, ciudad en la que viven los miembros durante su participación en el colectivo, aunque han realizado algunas visitas fuera de la capital, y aun a Francia.

El método de trabajo de Dibujo a Domicilio presenta una serie de particularidades respecto de las características que suelen definir la relación habitual entre un comitente y su retratista. En primer lugar, los dibujos, si bien realizados individualmente, son creados simultáneamente por una comunidad de artistas. En segundo lugar, el modelo que contacta con Dibujo a Domicilio carece de la obligación de desembolsar cantidad alguna ni de adquirir necesariamente ninguna de las obras que los dibujantes pueden, no obstante, mostrar en exposiciones. Dibujo a Domicilio se ha desplazado a las casas de quienes desean posar para ellos. Se trata de una acción por encargo tanto como de una dinámica de pasos codificados que consigue una progresiva distensión en el modelo y una mayor penetración del dibujante en su objetivo. Las sesiones tienen lugar las noches de los martes y se suelen desarrollar en cinco tiempos de quince minutos cada uno. Abre la jornada un brindis con vino y entre el tercer y el cuarto posado se establece una pausa durante la que se comparte un tentempié de acuerdo al criterio del anfitrión. Este protocolo persigue el establecimiento de una comunicación entre el grupo de dibujantes y sus modelos, quienes sirven, al mismo tiempo, de anfitriones de una suerte de fiesta imprevisible y de mecenas.

Alvaro_18-agosto-2012

Víctor Zurdo ofrece una de sus versiones de Álvaro, en la visita 72, mantenida el 17 de julio de 2012

Quince minutos no es un intervalo temporal facilitador para la tarea que desempeñan. Sí lo es, en cambio, para el modelo, quien, al no ser profesional, sufriría si el posado se prolongara mucho más. La urgencia constituye un estímulo para sus actores, quienes se limitan a retocar lo imprescindible una vez concluida la sesión, y siempre en el espacio de tiempo inmediatamente anterior al de su siguiente jornada de dibujo. Y frente a la instantánea, al momento detenido propio del retrato fotográfico, durante esos minutos al modelo, que debe mantener su postura, le ocurren cosas. Aun salpicados por algunos comentarios, esos quince minutos que se prolonga cada posado fuerzan al modelo a tomarse una pausa, a hablar consigo mismo, de un modo en que las sociedades nuestras de las prisas y del paro parecen haber estigmatizado. Los dibujantes cambian durante cada una de las sesiones, frecuentemente, de ubicación, evolucionando alrededor del modelo hasta encontrar una perspectiva –frontal, lateral, de picado– y una luminosidad que les permitan alcanzar un acercamiento mejor. Su simpatía y afabilidad se manifiestan, asimismo, cuando, preceptivamente, escuchan los comentarios que sus retratados deseen hacer a cada uno de los dibujos de cada una de las sesiones y que les son desvelados de modo simultáneo cuando el reloj marca que el plazo se ha cumplido.

Scan 173_baja

Guglielmetti dibuja a Álvaro, en una de las visitas, la celebrada el 11 de julio de 2013, que inspiraría la apertura de Dibujo Erótico a Domicilio

Los miembros de Dibujo a Domicilio fomentan la participación de sus modelos, sirviéndose como un catalizador de sus fantasías, en ocasiones, en un ocurrente juego de disfraces. De este modo se encontraron, sin pretenderlo, con un par de anfitriones, una mujer y un joven que en un breve espacio de tiempo, apenas con un mes de diferencia, les solicitaron posar de modo erótico, sensual en el primer caso, vistiendo apenas unas ligas medias; y un ejercicio de bondage, en el segundo. Estas solicitudes movieron a finales de 2013 a los integrantes del colectivo a emprender una serie de Dibujo Erótico a Domicilio, cuyas sesiones tienen lugar los jueves, y en las que su dinámica habitual de trabajo pretende respetarse lo máximo posible.

Las sesiones eróticas en las que participa un solo modelo parecen constituirse en ejercicios narcisistas. En cambio, otras sesiones han sido protagonizadas por parejas desempeñando un juego erótico del que el dibujo es, diacrónicamente, detonante, memento y potencial estímulo. Sirven, así, no tanto al exhibicionismo, cuanto a una intensificación de los juegos –que son, a un tiempo, presencia y fantasía, acontecimiento e invitación, acción y preámbulo– en un registro de diversas orientaciones y fantasías sexuales, lo que constituye un acicate para la vocación ecuménica de registro social que guía a Dibujo a Domicilio.

 

La experiencia se hace visible

_MG_1231

En su tercer aniversario, Dibujo a Domicilio presentó una selección de sus trabajos en Habitar la línea, celebrando, el 26 de noviembre de 2013, Javier Aguilera, Daniel Alonso Rivero, Ron Carrillo, Daniela Guglielmetti y Víctor Zurdo una sesión de dibujo ante los asistentes

Desde un punto de vista artístico, los usos de los dibujantes no pueden ser más distintos. Lo son sus instrumentos: grafito, acuarela, bolígrafo y rotuladores. Lo es su cromatismo, pues algunos de los dibujantes incorporan marcadamente el color, sensiblemente mediante la iluminación acuarelada de, en ocasiones, Ron Carrillo y con mayor frecuencia, de Daniela Guglielmetti, que contrasta con la planitud cromática de algunas de las obras de Daniel Alonso Rivero. Y muy distinto es, asimismo, el modo de acometer el dibujo, desde quienes encajan la figura antes de detallar los rostros o las partes anatómicas que consideren más elocuentes, hasta los que se guían progresivamente por las partes sin haberlas integrado en una estructura anterior, caso este último de Víctor Zurdo. Asimismo, difieren, y sensiblemente, los lenguajes, desde opciones clasicistas hasta gráficas, con tendencias a los lenguajes del cómic. El contorno puede ser fluido o anguloso, otorgando al mismo modelo personalidades diferentes de acuerdo a la sensibilidad de cada uno de los dibujantes.

Además de la marcada vocación de investigación social y del particular método de trabajo de Dibujo a Domicilio, existe un tercer elemento vehicular de su proyecto: el de la difusión de sus resultados. Una difusión que se presenta mediante el sistema tradicional de exposiciones en galerías de arte, si bien con características, asimismo, específicas, y una elaborada difusión virtual libre.

En efecto, desde la visita 18, cada una de las sesiones es documentada en el blog de Dibujo a Domicilio, http://dibujoadomicilio.blogspot.com.es,  abierto el 2 de abril de 2011, con unas breves notas explicativas y un anecdotario redactados originalmente por Guglielmetti, a quien ha sucedido Víctor Zurdo. Asimismo, regularmente se ofrecen exposiciones en las que se presenta una selección de dibujos de las sesiones que se han ofrecido desde la convocatoria anterior, de modo que todas las sesiones son presentadas en una ocasión al público. Estas exposiciones, además del habitual elemento mercantil, pues aunque el modelo tiene preferencia, están disponibles para adquisición al gran público, ofrecen algunas particularidades consecuentes con esta relación que el equipo de dibujantes desea establecer con cada uno de sus modelos. Para cada una de sus exposiciones, Dibujo a Domicilio invita a los modelos que han posado para las obras presentadas, propiciando un reencuentro festivo y dadivoso. Y es que quienes fueron huéspedes de estas sesiones, son obsequiados con las reproducciones, consistentes en impresiones fotográficas, de su correspondiente carpeta de dibujos. Cada uno de estos modelos es identificado con una cartela que se adhiere a su pecho, por lo que el espectador puede cotejar al modelo con los frutos de la sesión en la que fue protagonista.

La elección de la estrategia artística de Dibujo a Domicilio resulta colectiva, participativa y abierta al gran público. Y lo es partiendo de la identidad misma de sus modelos; cualquiera puede serlo previa cita (se contacta con ellos a través del blog) y sin desembolso alguno. Asimismo caracteriza su trabajo la sensible vocación de mostrar públicamente los frutos de sus trabajos, mediante la muestra virtual (de igual modo, en su blog) y física de sus producciones, en unas exposiciones temporales caracterizadas por un marcado componente lúdico. El conjunto de los pasos que conducen a los integrantes de Dibujo a Domicilio hace de su entrega, engrandecida por su humildad, por su sinceridad y por la pericia de las manos de los dibujantes, una práctica artística de vocación social del mayor interés.

[1] Asimismo, los martes. Estas prácticas agendadas semanalmente para el encuentro de dibujantes resulta afín a la  dirigida por el notabilísimo dibujante antioqueño José Antonio Suárez Londoño (Medellín, Colombia, 1955), quien fundó en 2004 el “grupo de estudiantes de los viernes”, abriendo esos días su residencia en su ciudad natal para el encuentro con dibujantes profesionales y dibujantes. La exposición José Antonio Suárez Londoño. Muestrario, comisariada por Yara Sonseca, en La Casa Encendida (Madrid), celebrada entre el 19 de febrero y el 5 de abril de 2015 –y que cuenta con una itinerancia posterior en el CAPC musée d’art contemporain de Bordeaux (Francia) y en el Museo de Arte Moderno de Medellín (Colombia)- puede ser considerada como la más destacada actividad de la presencia de Colombia en el programa ARCO Colombia 2015, celebrado la pasada primavera en Madrid.

Anuncios

Acerca de juliocesarabadvidal

Julio César Abad Vidal es Premio Extraordinario de Doctorado en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid, es Doctor en Filosofía (Área de Estética y Teoría de las Artes), Licenciado en Historia del Arte y Licenciado en Estudios de Asia Oriental, asimismo por la UAM. Desde su primera publicación, en 2000 y, en sus proyectos como docente y comisario, se ha dedicado a la reflexión sobre la cultura contemporánea con tanta pasión como espíritu crítico. Crédito de la imagen: retrato realizado por Daniela Guglielmetti (colectivo Dibujo a Domicilio); más información en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2015/07/29/dibujo-a-domicilio-un-cautivador-proyecto-colectivo-socio-artistico/

Un Comentario

  1. Pingback: Duendes caseros, de María Gabriela Lovera y Daniela Guglielmetti | juliocesarabadvidal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: