Pensar el arte. Actas del Coloquio sobre arte contemporáneo en Ecuador

portada PENSAR EL ARTE jpg

ABAD VIDAL, Julio César (ed.): Pensar el arte. Actas del Coloquio sobre arte contemporáneo en Ecuador. Cuenca (Ecuador), Universidad de Cuenca, 2014, 190 páginas. ISBN: 978-9942-20-241-3.

El presente volumen, recoge la integridad de las ponencias presentadas en el Coloquio sobre arte contemporáneo en Ecuador celebrado en el Museo Pumapungo de la ciudad de Cuenca entre los días 18 y 20 de junio de 2014. Los trece ponentes responsables de los textos que recoge la publicación pertenecen o pertenecían entonces a varias universidades ecuatorianas. El Coloquio sobre arte contemporáneo en el Ecuador cuyas actas recoge el presente volumen abordó un horizonte marcado por la incomodidad con una favorable falta de autocomplacencia. El ecosistema socio-artístico ecuatoriano está surcado, las más de las veces, como manifestaron numerosos ponentes, por la precariedad, pero, a un tiempo, por un marcado compromiso por la reflexión del presente del país y aun del mundo. El horizonte del arte contemporáneo ecuatoriano, tan inconveniente como promisorio, habrá de evitar para su construcción la demagogia, mas también la adulación a las instituciones y al mercado, o al seguimiento al dictado de discursos impostados, si desea mantener su papel crítico en un mundo erosionado por procesos alienantes sin cuento.

Además de las labores de edición (pero no de identificación de los ponentes, cuya selección correspondió al grupo de investigación al que ingresé en su tercer y último año de funcionamiento), y de una “presentación del editor” (incluida entre las pp. 9 y 11 del volumen) contribuí con una ponencia dedicada al análisis del apropiacionismo de la obra de Guamán Poma en el arte contemporáneo ecuatoriano, cuya fruto más destacado ha sido la serie de Fernando Falconí (Falco), artista cuencano nacido en 1979 y residente en Quito desde 2008. Una serie apropiacionista abierta en 2004 que recupera el mensaje de Guamán Poma para actualizarlo en procesos abiertos y sucesos acontecidos en la Iberoamérica actual y, muy particularmente, en Ecuador. Un artista ecuatoriano contemporáneo con un marcado pensamiento estético colindante con la reflexión sociopolítica.

La ponencia quedó sin fotografías por motivos de espacio de acuerdo con las pautas sobre la extensión de los materiales que señalé como editor. En la presente ocasión ofrezco el texto en su integridad y sin modificación alguna, a excepción de la reproducción de las obras, para lo que he recibido la autorización de los autores, a quienes agradezco su permiso, y la omisión del resumen y las palabras claves, en edición bilingüe español-inglés, como resulta preceptivo de toda publicación académica.

Pensar el arte. Actas del Coloquio sobre arte contemporáneo en Ecuador  fue el primero en ser publicado de los dos títulos sobre arte ecuatoriano contemporáneo de los que fui editor durante mi año de Investigador Docente en Ecuador dentro del Proyecto Prometeo (SENESCYT). La ficha bibliográfica de la segunda de estas publicaciones académicas es la siguiente; ABAD VIDAL, Julio César (ed.): Mapas del arte contemporáneo en Ecuador. Cuenca (Ecuador), Universidad de Cuenca, 2014, 156 páginas. ISBN: 978-9978-14-289-9.

La apropiación de Guamán Poma en el arte ecuatoriano contemporáneo (ensayo extractado de las pp. 85-99 de la publicación):

 Guamán Poma y los usos políticos del apropiacionismo

En un sentido inmediato, el apropiacionismo consiste en la incautación de imágenes previas procedentes de la historia del arte a las que un artista somete a una posterior y significativa manipulación. Como una primera aproximación a las prácticas apropiacionistas desarrolladas por artistas contemporáneos ecuatorianos se analizará una serie gráfica (abierta en 2004 y aún no concluida) de Fernando Falconí (Falco) que toma como punto de partida las ilustraciones de Nueva Crónica y Buen Gobierno de Guamán Poma de Ayala y que supone una profunda aportación artística a la apropiación de materiales de la Conquista en la Iberoamérica del presente.

La Conquista constituyó una empresa predatoria tanto como evangelizadora. Un testimonio extraordinario de esta tensión se halla en la extensísima obra escrita en español por un autor amerindio convertido al Cristianismo y diestro en la lengua de los conquistadores, El Primer Nueua Coronica i Buen gobierno conpuesto por don Phelipe Guaman Poma de Aiala. La obra, destinada a Felipe III, fue concluida hacia 1615, después de haberle dedicado el autor unos veinte años a su redacción e ilustración. No obstante, y como le ocurriera a otros muchos materiales, la obra permaneció en el olvido hasta su descubrimiento moderno en 1908[1]. Se trata de una obra impar, integrada por un total de 1190 páginas, que incluyen 397 dibujos a página completa realizados por el propio autor. Se divide en dos partes: la situación andina con anterioridad a la llegada de los españoles (hasta la foja 367 [369]) y las consecuencias de la Conquista (a partir de la foja 368 [370])[2]. El propósito que Guamán Poma albergaba con esta obra ingente era el de aleccionar al soberano de los males que padecían las Indias como consecuencia de los vicios de quienes habían de representar a la Corona en tierras americanas.

Para otorgar legitimidad a su voz, Guamán Poma se autorretrata con pertinacia como cristiano viejo y acérrimo enemigo de las idolatrarías locales y, por otra parte, como heredero de dos culturas indígenas, la de los incas y la de los yarovilcas, de las que afirma ser, en ambos casos, un miembro destacado por ascendencia familiar. Resulta notable el hecho de que los apellidos autóctonos del autor procedan a la cohabitación de un animal terrestre y de otro celeste: el puma (poma) y el halcón (guamán). Representaciones visibles ya en la portada misma de la obra, en virtud del escudo que el autor emplea como emblema,  una probable mitificación del autor, como existe cierto acuerdo en señalar por parte de los especialistas en su obra[3]. Una mitificación que no afectaría únicamente a sus pretendidos apellidos andinos. Y es que además, y de ello se ocupa en la foja 16 [16], añade a sus apellidos Guamán Poma uno español, de Ayala, que afirma haber asumido de su padre, y que éste, a su vez lo recibió de un caballero español, Don Luis Ávalos de Ayala, como agradecimiento por haberle salvado la vida en el campo de batalla[4]. Como ha sintetizado admirablemente María Pilar Pérez Cantó, a pesar de todas las dudas que presenta su origen, su tarjeta de visita para el Rey; verdadera o falsa, no podía ser más convincente: Don Felipe Guamán Poma de Ayala, heredero de dos dinastías reales, cristiano viejo «emparentado» con un conquistador y leal a la Corona [D. Luis Ávalos de Ayala]. Desde esta perspectiva podía acometer cualquier tipo de reivindicación para él y su pueblo. La yuxtaposición de apellidos era la forma más visible de su condición de mediador entre dos culturas, y la expresión más simplificada de lo que representaba su obra (Pérez Cantó, 35).

Armado con tamañas credenciales, Guamán Poma establece en su obra un catálogo de los males que atormentan a los indígenas. Y no lo hace por rechazar la titularidad del imperio español del Reino de las Indias, sino por advertir el modo en que los malos funcionarios y los sacerdotes descarriados traicionan a la Corona y a las virtudes teologales. Asimismo, denuncia que, debido a las condiciones económicas de los sistemas de trabajo que aquéllos imponen, las ricas tierras del Reino del Perú se estaban tornando progresivamente yermas y despobladas. En su extensa crónica, Guamán Poma procede a establecer un catálogo de los vicios y crueldades de encomenderos (directores de la encomienda, una institución propiciadora de abusos sin cuento), corregidores (cohechados con aquellos), visitadores (quienes establecían penas) y religiosos (a los que acusa de faltar a sus votos y les tacha tanto de codiciosos como de lujuriosos). Las ilustraciones del manuscrito reflejan con un estilo directo la acritud, cuando no el tono lastimero, de sus aseveraciones. Todos estos motivos justifican el interés que diversos artistas contemporáneas de Iberoamérica manifiestan hacia la obra de Guamán Poma.

Guamán Poma y el arte ecuatoriano contemporáneo

No obstante constituirse el de Falco, como se señaló, el proyecto apropiacionista más intensivo, y el más temprano, dedicado a Guamán Poma en el arte ecuatoriano contemporáneo, diversos artistas de Ecuador, como Estefanía Peñafiel en 2006, Fabián Patinho en 2007 y 2011, y Diego Muñoz en 2008[5], han procedido, asimismo, a diferentes ejercicios de apropiación de las ilustraciones de El Primer Nueua Coronica i Buen gobierno.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Estefanía Peñafiel trabaja en una recreación de su apropiación de la obra de Guamán Poma para la École Nationale des Beaux-Arts de Lyon , en 2007

Así, en 2006, Estefanía Peñafiel (Quito, 1978) se apropió de una de las fojas de Guamán Poma, la foja 369 [371], en la que se encuentra una ilustración que retrata al penúltimo gobernante del incanato, Huayna Cápac y el griego Pedro de Candía, y en la que se establece el siguiente diálogo: “Cay coritacho micunqui? [¿Es éste el oro que comes?]”, a lo que responde el conquistador, “Este oro comemos”. Una hiperbólica muestra de la codicia por los metales preciosos de la que hicieron gala los conquistadores. Para su recreación en gran formato y sobre uno de los muros del espacio expositivo, que tituló Una cierta idea del Paraíso. 1. este oro comemos, y para la que se sirvió de un retroproyector que le permitiera seguir fielmente el dibujo original, extraordinariamente ampliado, Peñafiel recurrió como pigmento a una crema de chocolate elaborada en Suiza con cacao ecuatoriano, una alusión explícita a los usos de la globalización[6].

Por su parte, Fabián Patinho (Cuenca, 1973) ha realizado hasta la fecha cuatro apropiaciones de la obra de Guamán Poma. La primera de ellas consistió en una colaboración en el proyecto Pretéritos Futuros de Eduardo Villacís (Quito, 1969), que fuera expuesto en Cuenca en una muestra paralela a la Bienal de 2007[7]. La ilustración, titulada Huasipungo Apócrifo (2007, tinta sobre papel, 28 x 20 cm), servía como portada de un apócrifo, invención del propio Villacís, y que consistía en un Kamasutra andino que, curiosamente, emplea para su título el de la celebérrima novela de Jorge Icaza, Huasipungo (Quito, Imprenta Nacional, 1934), y que en sí misma se constituye en una memorable suerte de actualización al Ecuador de comienzos del pasado siglo de los males que denunciara, precisamente, Guamán Poma en el siglo XVII[8]. Con posterioridad, en 2011, Patinho realizó tres nuevas obras que constituyen nuevas apropiaciones del lenguaje gráfico de Guamán Poma. En esta reducida serie, Patinho ofrecía, en sendas imágenes cómicas, referencias a los diversos usos que conoció el edificio que es hoy el Centro de Arte Contemporáneo de Quito: hospital, leprosería, y centro de custodia de adictos a las drogas[9].

 Nueva Crónica y Mal Gobierno de Falco

Hasta la fecha, el artista ecuatoriano que se ha servido de la obra de Guamán Poma de un modo más intensivo y con una inequívoca vocación política ha sido Falco (Cuenca, 1979). En su serie titulada Nueva Crónica y Mal Gobierno, abierta en 2004, Falco se dirige, como hiciera Guamán Poma, a la denuncia de una extensiva injerencia en tierras americanas, pero en este caso, frente a la complejidad de usos y motivaciones de la Conquista, esta nueva intrusión se hallaría dirigida, ésa es la tesis del artista, exclusivamente al saqueo. El trabajo de Falco se dirige, asimismo, a la denuncia de la corrupción de los gobernantes de Iberoamérica y la impunidad de sus acciones.

Desde un punto de vista formal, es notable el esfuerzo mimético de Falco. La imitación no se limita a la recreación de las dimensiones del formato original (20,4 x 15 cm). Resulta notable el hecho de que haya trabajado el papel que habrá de servirle para sus prácticas apropiacionistas de tal modo que éste se asemeje con verosimilitud a las características de textura y cromatismo del pergamino empleado por Guamán Poma[10]. Asimismo, en su apropiación, Falco permea su escritura de arcaísmos e imita la caligrafía del original.

En el blog de Falco (http://nuevacronicaymalgobierno.blogspot.com/) se encuentra una entrada, fechada el 22 de septiembre de 2010, en la que se ofrece una introducción a la serie, constituida entonces por un total de nueve imágenes[11]. Pese a que no están fechadas, la integridad de ellas fue realizada en 2004 y fue expuesta ese mismo año en la novena edición del Salón El Comercio, de Quito, siendo distinguido su autor con una Mención de Honor[12]. Falco no ha actualizado en su blog el registro de las obras posteriores de esta serie, cuyo ejemplar más tardío hasta la fecha data de julio de 2013. Si bien Falco ha procedido a elaborar otras diez apropiaciones más, el carácter inacabado de éstas[13] y el hecho de que no hayan sido expuestas, nos ha movido a que en esta primera aproximación a sus ejercicios apropiacionistas sobre las ilustraciones de Guamán Poma, el análisis se ciña exclusivamente a las diez obras que ha exhibido hasta el momento.

Imagen4

Falco: Foja 1. 2004, tinta sobre papel tratado, 20,4 x 15 cm.

La Foja 1, El Primer Nueva Cronica i Mal Gobierno conpuesto por Phernando Falcon Poma de Tomebamba, constituye una recreación de dos originales distintos: la portada y la foja 1 [1] de la obra de Guamán Poma. De la portada, Falco ha tomado exclusivamente el escudo de armas del autor andino, que ofrece en el término superior de su apropiación. En su término inferior, Falco procede a una exposición de los objetivos de su serie, siguiendo muy literalmente la redacción de Guamán Poma en los pasajes que le hermanan con aquél.

Imagen1

Falco: Foja 9. 2004, tinta sobre papel tratado, 20,4 x 15 cm.

Si el autor se presenta en la primera de las obras de su serie como Phernando Falcon Poma de Tomebamba[14], resulta notorio que en la Foja 9, Falcon Poma avtor, con la que cerraba su ejercicio apropiacionista de 2004, Falco se ha autorretratado, pero no a la manera en que lo hace en la portada Guamán Poma, quien rinde sus respetos, arrodillado, como Felipe III, Rey de España, al Santo Padre, sino sirviéndose de la figura de un escribano, que está procediendo a la redacción de un testamento, retratado por el amerindio en la foja 814 [828][15]. Es posible advertir los rasgos espigados del rostro y el largo cabello de Falco en su autorretrato que, por otra parte, conserva inalterados los elementos de mobiliario y utilería de la imagen apropiada. Este autorretrato abunda en la ansiedad de Falco por identificar su gesto apropiacionista como un hermanamiento con el autor, que se manifestaba ya de modo inequívoco en su Foja 1, Falcon Poma, autor, como reza la inscripción sobre su cabeza, en la que viene a introducir en el nombre de Guamán Poma un elemento de la propia personalidad del apropiador: la conexión semántica entre los apellidos Guamán y Falconí (y su pseudónimo, Falco), que se relaciona con un mismo animal: el halcón[16].

Imagen5

Falco: Foja 2. 2004, tinta sobre papel tratado, 20,4 x 15 cm.

Ya desde la segunda foja, el sentido político de la estrategia apropiacionista de Falco queda evidenciado. Así, la Foja 2, Pobres latinoamericanos [.] Los seis animales q[ue] comen voraces a los andinos y latinos, viene a demostrar el modo en que la población sigue sufriendo un asfixiante sistema de dominación a pesar del cambio obrado en la identidad de sus agentes (que ya no son los conquistadores, y que Falco habrá de identificar en el resto de sus fojas). Esta imagen consiste en una actualización de la foja 694 [708], en la que Guamán Poma establece un bestiario alegórico mediante el cual denuncia a los diferentes responsables de la opresión de los indios. Y lo hace Guamán Poma como si éstos fueran devorados por las bestias, una identificación que, como señala Gustavo Gutiérrez, “tiene una profunda resonancia bíblica. En la Escritura se denuncia la explotación como un acto de voracidad; dice el Señor «¿No aprenderán los malhechores que devoran a mi pueblo como pan y no invocan al Señor?» (salmo 14.4)” (Gutiérrez, 13). Estos seis animales son la sierpe (que representa al corregidor), el tigre (español que rige el tambo, del quechua “tampu”, establecimiento de venta de comestibles), un león (el encomendero), una zorra (el padre doctrinante), un gato (el escribano) y un ratón (el cacique principal). Por su parte, Falco establece una nueva clave interpretativa por la que estos animales, por el orden señalado, se constituirían en alegorías, respectivamente, de la Corrupción, la Impunidad, la Violencia, el Nepotismo, la Ineptitud y la Partidocracia, todas ellas, como reza al pie de la figura arrodillada serían –de acuerdo con Falco– las “fieras sociales y políticas que devoran a los latinos de este tiempo”, que es el nuestro.

Imagen6

Falco: Foja 5. 2004, tinta sobre papel tratado, 20,4 x 15 cm.

Precisamente, uno de los males denunciados en la Foja 2, la violencia, se encuentra ilustrado con un episodio que tuvo lugar hace diez años en Ecuador. Así, la Foja 5, Contra líder de CONAIE atentado criminal, se ocupa del atentado perpetrado contra la familia de Leonidas Iza, Presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) el 1 de febrero de 2004 en la ciudad de Quito, cuando regresaba de una reunión en Cuba contra el Área de Libre Comercio de las Américas. Dos hombres armados al grito de “te vamos a matar” dispararon contra la familia, hiriendo a un hijo de Leonidas Iza, Javier, de 23 años de edad[17].

Imagen7

Falco: Foja 6. 2004, tinta sobre papel tratado, 20,4 x 15 cm.

La explotación laboral, que denunció Guamán Poma, constituye aún hoy uno de los males de nuestra América. Mediante la Foja 6, Maquiladora transnacional varmi travaxando Falco elabora una paráfrasis de una ilustración en la que se ve a una mujer, una varmi –“tejedora”, en quechua– forzada a trabajar en los obrajes. En su apropiación, Falco denuncia la explotación laboral de las maquiladoras, las plantas ensambladoras de empresas de potencias como Estados Unidos y Japón cuyas sedes se encuentran en países menos favorecidos, con México a la cabeza. Estas empresas, como es sabido, mantienen bajos los salarios de sus empleados e impera en sus plantas una marcada inestabilidad laboral. La leyenda que acompaña la paráfrasis de Falco reza así, “se aprovechan jugosamente de su mano de obra y los recursos naturales del país para producir gran volumen de mercadería”. La composición de Falco, en la que un hombre armado pisa el vestido de una tejedora arrodillada, procede de la foja 564 [578]. No obstante, la figura de la varmi ha sido apropiada de una representación exenta que se halla en la foja 215 [217]. Y en lugar de representar a la tejedora mientras es azuzada por un hombre, como ocurre en la composición original que inspira el conjunto, Falco se ha servido para la figura masculina de un militar en actitud de guardia procedente de la foja 371 [373], una figura que ha sido, asimismo, empleada en una apropiación más reciente, Sin título (2013, tinta sobre papel tratado, 31 x 22 cm).

Imagen8

Falco: Foja 4. 2004, tinta sobre papel tratado, 20,4 x 15 cm.

Guamán Poma dedica, casi al término de su extensa obra, nada menos que treintainueve dibujos (desde las fojas 997 [1005] a 1071 [1081]) a vistas panorámicas de sendas ciudades, que asimismo describe. Entre ellas se encuentran seis ciudades del actual Ecuador, las de Quito, Riobamba, Cuenca, Loja, Portoviejo y Guayaquil[18]. Una de estas vistas, la de Puerto Viejo, foja 1021 [1029], sirve a Falco para la primera de una serie de glosas antiimperialistas. Su Foja 4, Ciudad intervenida (.) La Base de Manta se refiere inequívocamente a una base militar ecuatoriana, la Base Militar de Manta. Ésta se convirtió en la plataforma privilegiada de la colaboración del gobierno ecuatoriano con Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico, una cesión que dio comienzo en 1999, durante el mandato de Jamil Mahuad, y no concluyó hasta septiembre de 2009, cuando Rafael Correa anunció su compromiso de no renovar el acuerdo tras la finalización de su periodo inicial, fijado en diez años. Puerto Viejo en la denominación de Guamán Poma es, naturalmente, Portoviejo, actual capital de Manabí, localizada a 35 km de la ciudad de Manta[19].

Imagen9

Falco: Foja 8. 2004, tinta sobre papel tratado, 20,4 x 15 cm.

Sin un referente iconográfico concreto, la Foja 8, Neocolonización en el Reino de las Américas, presenta otra imagen que denuncia inequívocamente el imperialismo norteamericano. Se trata de una apropiación de la dicción de Guamán Poma en clave geopolítica, para lo que nada parece más elocuente que, precisamente, la cartografía. La obra consiste en un mapa del continente americano en el que se sitúan las bases y los planes militares estadounidenses en Iberoamérica. Falco se servirá para la identificación de distintos enclaves sudamericanos exclusivamente de referencias a los establecimientos de este tipo de bases militares. En el término izquierdo se ofrece la justificación de la empresa; “venimos –es la palabra del Norte, el Sur queda en silencio– a limpiar el patio trasero del comunismo, del narcoterrorismo y otras pestes”. Muy elocuentemente, Falco, en la leyenda que acompaña al mapa, se refiere al Sur como “Sub-América”, infligiendo desde el mismo neologismo, el estigma del subdesarrollo a una localización geográfica.

Imagen10

Falco: Foja 7. 2004, tinta sobre papel tratado, 20,4 x 15 cm.

Al término del manuscrito, Guamán Poma establece un calendario en el que, al modo medieval, cada mes del año está representado por los trabajos que tienen lugar en ese espacio temporal concreto. Así, realiza doce ilustraciones, una por mes (desde la foja 1132 [1142] hasta la foja 1165 [1175]). Cada dibujo está separado del siguiente, siempre y exactamente por tres páginas. Falco ha manipulado una de estas ilustraciones de la industria local, la correspondiente a la foja 1147 [1157], que se ocupa del mes de junio, y que se identifica como el tiempo adecuado para la cava de la patata. Así, la Foja 7, Campesinos andinos cosechan la hoxa de coca, denuncia el modo en que ciertos usos en la lucha contra el narcotráfico (la fumigación con un hongo, el fusariun oxysporun) provoca daños no sólo en los campos dedicados a la hoja de coca, sino en el resto de los cultivos andinos. El empleo de este letal pesticida fue una de las armas con las que la administración estadounidense se dotó para armar el Plan Colombia (comenzado en 2000 por un acuerdo bilateral entre los gabinetes de Bill Clinton y Andrés Pastrana Arango), destinado a la destrucción de los cultivos de coca en Colombia. No obstante, sus calamitosas consecuencias en los campos movieron a que Clinton prohibiera en lo sucesivo su empleo[20].

Imagen12

Falco: Foja 3. 2004, tinta sobre papel tratado, 20,4 x 15 cm.

La política con nombres propios es un asunto que ocupa a Falco en la Foja 3, Fvgados de la xvsticia cinco expresidentes, en la que denuncia la evasión de cinco ex-mandatarios de tres países de Hispanoamérica: Bolivia (Gonzalo Sánchez de Lozada[21]), Perú (Alberto Fujimori[22]) y Ecuador (con nada menos que tres ex-presidentes, Abdalá Bucaram[23], Jamil Mahuad[24] y Gustavo Noboa[25]).

Imagen13

Falco: Sin título. 2013, tinta sobre papel tratado, 31 x 22 cm.

Y, del mismo modo, procede en la última de las obras de la serie, aún abierta, que ha sido expuesta[26]. Para esta obra, Falco ha recurrido a la composición de diversos motivos extraídos de dos fojas de Guamán Poma, las números 371 [373] y 379 [381]. Evo Morales se presenta a la derecha de la imagen, dirigiéndose hacia el término izquierdo, compuesto por cinco conquistadores identificados con unas divisas sobre sus cabezas que, en orden decreciente de proximidad al mandatario boliviano, son las siguientes: EEUU, España, Francia, Italia y Portugal. La obra se refiere a un incidente diplomático protagonizado por Evo Morales[27]. El 2 de julio de 2013, después de entrevistarse con Vladimir Putin en Moscú, Morales embarcó en el avión presidencial con destino a su país, pero las autoridades de Francia, Italia y Portugal le prohibieron sobrevolar sus territorios, temerosos de que en el avión se hallase Edward Snowden, el ex-empleado de la CIA que destapara el espionaje cibernético de Estados Unidos. España autorizó a que recalara en las Islas Canarias, pero solicitó la revisión del avión, a lo que Morales se opuso. El avión hubo, en el ínterin, de repostar, y lo hizo en Austria. Horas después, España concedió su permiso para que el avión hiciera una parada en el territorio canario sin que fuera registrada la nave. El dibujo identifica en el pie de la imagen como origen del mal a las “pretensiones neocoloniales globales de EE. UU.”.

La integridad de la apropiación de Falco sostiene que en el actual estado de las cosas, cuyos males diagnostica como la corrupción, la injerencia externa, o la ilusión democrática –pues el sistema imperante ha restado soberanía a los pueblos para otorgársela en bandeja a una sola clase dominante– no es posible la promoción humana en los países de nuestra América. El destinatario de esta serie apropiacionista no es ya el soberano supremo de la Colonia, sino el público de una sociedad democrática. Y si Guamán Poma dedicó en vano sus esfuerzos –pues su obra nunca llegó a las manos de su poderoso destinatario–, de la posibilidad de controvertir los males que denuncia la crítica de Falco habremos de ser responsables todos nosotros.

 Bibliografía

Falco: “Nueva Crónica y Mal Gobierno (obra en progreso)”, en Schlenker, Alex (coord.): Desenganche. Quito, La Tronkal, 2010, pp. 24-33.

Guamán Poma de Ayala, Felipe: Nueva Crónica y Buen Gobierno. Digitalización íntegra en http://www.kb.dk/permalink/2006/poma/info/es/frontpage.htm

Gutiérrez, Gustavo: Dios o el oro en las Indias. Lima, Instituto Bartolomé de las Casas–Rímac, [1989].

La copia de la copia de la copia. Guayaquil, Centro Cultural “Simón Bolívar”–Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo, 2013.

López-Baralt, Mercedes: “Reinventando jerarquías: la ficcionalización del autor en el frontispicio de la Nueva Coronica i Buen Gobierno de Guamán Poma de Ayala”. Kipus. Revista andina de letras (Quito), nº 1, 2º semestre, 1993, pp. 81-88.

Navarrete, Juan: “Narrativa Indígena: Guamán Poma de Ayala” (30 de mayo de 2011);  http://historietologo.blogspot.com/2011/05/narrativa-indigena-guaman-poma-de-ayala.html

Pérez Cantó, María Pilar: El Buen Gobierno de don Felipe Guamán Poma de Ayala. Quito, Ediciones Abya-Yala, 1996.

Notas

[1] Se debe su hallazgo a Richard Pietschmann, quien descubrió el volumen en la Biblioteca Real de Copenhague. Su publicación  se retrasó hasta el año 1936, cuando tuvo lugar la edición facsimilar de la obra en París, a cargo de Paul Rivet con el subtítulo de Codex Péruvien illustré (códice peruano ilustrado).

[2] El encabezamiento de esta segunda parte reza así: “PRIMER CONQVISTA DESTE REINO: CONquista que se hizo deste rreyno y descubrimiento y primer español de Castilla” (Guamán Poma, 368 [370]). La obra concluye, a modo de adenda, con una descripción de las más notables ciudades del Reino de Indias y con una relación de las actividades laborales que se desarrollan durante cada uno de los meses del año.

[3] “Su escudo –con los emblemas del halcón y el puma, su nombre totémico– constituye nada menos que una mandala que contiene el cosmos en su integridad. Cielo y tierra se asocian tradicionalmente en los Andes a las figuras del halcón y el puma” (López-Baralt, 86).

[4] “Y estando en esto, fue serbiendo a un cauallero, capitán generar, muy gran seruidor de su Magestad, llamado capitán Luys de Ávalos de Ayala, padre de dicho santo hermitaño Martín de Ayala, mestizo, de quien se haze mención. Estando en la batalla, rreniendo en el Collao, en Uarina Pampa, peleando en el seruicio de su Magestad, en el encuentro cayó del cauallo de una lansada al suelo el padre de este santo hombre, Luys de Áualos de Ayala, contrando con el dicho traydor Gonzalo Pizarro2. Y de su capitán defendió y le salbó de la muerte y le mató al dicho traydor Martín de Olmos contrario, le xarretó y le mató el dicho don Martín de Ayala. Y ancí se salbó el dicho Luys de Áualos de Ayala y se leuantó y dio bozes deziendo, “¡O señor deste rreyno, don Martín de Ayala, seruidor de Dios y de nuestro muy alto enperador don Carlos de la gloriosa memoria! Aunque a yndio, tendrá cuydado de dalle su encomienda su Magestad. Y ací, por este dicho seruicio, ganó onrra y mérito como señor y cauallero del rreyno y se llamó Ayala, segunda del enperador en este rreyno, don Martín Ayala” (Guamán Poma, 16 [16]).

[5] Cfr. infra, nota 20.

[6] El espacio que acogió esta intervención efímera fue, precisamente, un centro de arte suizo, Attitudes, Espace d’arts contemporanains, en Ginebra. Peñafiel recrearía la obra en la École Nationale des Beaux-Arts, Lyon, y en el Shangai Art Museum, Shanghái, en 2007 y 2008, respectivamente.

[7] Cfr. IX Bienal de Cuenca. Cuenca, Bienal Internacional de Pintura, 2007, pp. 356-359.

[8] La primera apropiación de Patinho se encuentra citada en una entrada del blog del historietólogo mexicano Juan Navarrete, quien ha ofrecido una primera relación de ejercicios apropiacionistas sobre la obra de Guamán Poma por parte de caricaturistas e historietistas de Bolivia, Ecuador y Perú, siendo notable la dimensión política de las mismas, lo que demuestra la vigencia de la obra del autor amerindio. De acuerdo con Navarrete, en Perú, el caricaturista Miguel Det contribuyó con nada menos que dos centenares de ilustraciones apropiacionistas al volumen  La Nueva Crónica del Perú (2000) de los historiadores Pablo Macera y Santiago Forns. Y el volumen coescrito por el mismo Forns, en colaboración con Ismael Vega, Nueva Crónica del Perú Siglo XXI  (2000-2003) fue acompañado de sesenta nuevas apropiaciones gráficas, en esta ocasión, obra de Lucho Rossel. En Bolivia, la séptima entrega de El Fanzinerso fue dedicada a la actualización de Guamán Poma por diversos ilustradores del país. De Ecuador menciona exclusivamente la ilustración de Fabián Patinho realizada para el proyecto Pretéritos Futuros. Vide Juan Navarrete: “Narrativa Indígena: Guamán Poma de Ayala” (30 de mayo de 2011); http://historietologo.blogspot.com/2011/05/narrativa-indigena-guaman-poma-de-ayala.html. Consultado el 10 de marzo de 2014.

[9] Patinho envió estas imágenes al CAC para que sus responsables procedieran a una impresión digital de las mismas (correo electrónico dirigido al autor el 10 de marzo de 2014). En la actualidad se encuentran éstas colgadas en una pared del corredor que conduce a Dirección y a otros despachos de la institución. En Ecuador, como en Venezuela, se emplea más comúnmente el término “leprocomio” en lugar de la voz “leprosería”.

[10] “El papel que utilizo es artesanal, yo mismo lo elaboro a mano, junto varias capas de papel de la contextura de papel de arroz para que me dé un efecto de envejecido y arrugado, ya desde el soporte base, trabajo con goma arábiga para que se compacte, y materiales de reciclado y elaboración de papel. De ahí aumento el efecto de envejecido con café y otras técnicas. Cuando está bien seco hago un boceto a lápiz y luego lo entinto con plumilla y tinta china, cuyo color también preparo. Completo esto procedimiento dejando unos días la obra al sol” (correo electrónico dirigido al autor el 7 de marzo de 2014).

[11] El conjunto de las nueve primeras imágenes y el texto introductorio que las acompañan en su blog han sido, asimismo, publicados en un volumen colectivo en el que participaban entonces los miembros de La Tronkal, radicado en Quito, y del que Falco ha formado parte hasta su disolución, en 2011. Las páginas 26 a 33 reproducen a página completa y en su orden las fojas primera a octava. La novena había aparecido en la página 25 acompañando un texto. Cfr. Falco: “Nueva Crónica y Mal Gobierno (obra en progreso)”, en Schlenker (coord.), pp. 24-33.

[12] Cfr. 9no Salón Nacional de Artes “Fundación El Comercio”. Quito, Fundación El Comercio, 2004, s/p. Los dos párrafos con los que presenta Falco su serie apropiacionista en esta publicación serán desarrollados en los puntos primero y segundo del texto tal y como aparece en la p. 24 del volumen coordinado por Schlenker.

[13] Así lo ha referido Falco en un correo electrónico dirigido al autor el 7 de marzo de 2014.

[14] Tomebamba fue originalmente un asentamiento cañari, el de Guapondelig. Tras su invasión por el imperio incaico pasaría a ser el centro administrativo del norte del mismo. Tras la Conquista, los españoles fundarían en el territorio la ciudad de Santa Ana de los Cuatro Ríos de Cuenca.

[15] El contenido de la escritura que está acometiendo reza así, “En el nombre de la Santícima Trinidad hago el testamento de don Pedro en este rreyno” (Guamán Poma, 814 [828]).

[16] Preguntado por el modo en que decidió comenzar esta serie apropiacionista, Falco ha afirmado que, la “serie me llegó en un sueño que tuve en el 2003 o el 2004. Me vi ataviado como en la época, dibujando sobre pergaminos en una mesa. Ahí empezaron a aparecer frente a mí los dibujos de Guamán Poma (que ya conocía), pero intervenidos. Cuando desperté hice unos apuntes que guardé, y posteriormente, al saber del 9no Salón el Comercio, empecé a realizar la serie, primero en computador para luego pasarla a tinta, a manera de un manuscrito de la época”. Correo electrónico dirigido al autor el 7 de marzo de 2014.

[17] Diario Hoy (Quito), 3 de febrero de 2004. Edición digital http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/el-atentado-a-leonidas-iza-conmociona-167731.html. Consultado el 6 de marzo de 2014.

[18] Las imágenes se encuentran en las fojas 993 [1011], 995 [1013], 997 [1015], 999 [1017], 1021 [1029]  y 1023 [1031], respectivamente.

[19] Fue una de las primeras ciudades fundadas por los españoles en el Virreinato de Perú. Lo hizo bajo el nombre de Villa Nueva de San Gregorio de Puerto Viejo. Y esa antigüedad es la que destaca, precisamente, Guamán Poma, “parese quel mismo enperador lo fundó porque se fundó más primero que ninguna ciudad ni uilla, aldea deste rreyno. Y ací le llamaron Puerto Biejo, el primer puerto de cristiano de la conquista deste rreyno” (Guamán Poma, 1021 [1029]).

[20] Idéntica estrategia apropiacionista condenatoria en torno a estas fumigaciones se encuentra en una página de un libro de artista realizado en 2008 por Diego Muñoz (Cuenca, 1980), Sumak runa (“buen hombre” en quechua). Una obra de 16 páginas con formato de revista, de 29,5 x 20,5 cm cada página, y en la que ha empleado impresiones, diversos pigmentos y pintura fluorescente.

Imagen11

Diego Muñoz: página del libro de artista Sumak runa. 2008.

En la página 13 (no consta paginación en el volumen) el mismo avión, que aparecerá dos años más tarde en la pintura Gloria Flora Santa – Glifosato (2010, óleo, acrílico, espray y pintura fluorescente sobre lona sintética, 300 x 300 cm), sobrevuela, en esta ocasión, un campo de maíz en el que trabajan un hombre y dos mujeres. Con la manipulación de Muñoz de una página en la que Guamán Poma se ocupa gráficamente del mes de septiembre (la foja 1156 [1166]), cuando tiene lugar el cultivo del maíz, la fumigación con florisato vendría a amenazar no únicamente los campos de cocaína, sino todo tipo de cultivos destinados a la alimentación de los hombres y del ganado, condenando a la miseria, a la enfermedad y a la muerte a quienes viven de la agricultura.

[21] Sánchez de Lozada huyó a Estados Unidos en 2003, después de dimitir de su segunda presidencia (fue Presidente de Bolivia entre 1993 y 1997 y en los años 2002 y 2003) como consecuencia de los más de sesenta muertos que provocó la represión militar de una revuelta popular en la ciudad de El Alto en otoño de 2003.

[22] Alberto Fujimori ocupó la Presidencia del Perú entre 1990 y 2000. Fue detenido en Chile en 2005 iniciándose entonces un proceso de extradición en su contra, siendo extraditado en 2007. En 2009 fue condenado a veinticinco años de prisión por su responsabilidad en los delitos de asesinato con alevosía, secuestro agravado y lesiones graves, tras ser hallado responsable intelectual de las matanzas cometidas por un escuadrón del ejército conocido como el Grupo Colina de Barrios Altos, en 1991, y el de La Cantuta, en 1992.

[23] Abdalá Bucaram, Presidente del Ecuador durante apenas ocho meses (entre los días 10 de agosto de 1996 y 6 de febrero de 1997), tras ser destituido por Incapacidad Mental para Gobernar por el Congreso de la nación, vive en Panamá, donde es protegido como asilado político, en rebeldía con la justicia ecuatoriana, con la que tiene pendientes de juicio diversas causas judiciales.

[24] Jamil Mahuad fue elegido Presidente de Ecuador en 1998 y derrocado en 2000. Durante su mandato aprobó en 2000 la sustitución de la moneda nacional, el sucre, por el dólar estadounidense. Residente en Estados Unidos, tiene abierto en Ecuador un proceso por un delito de peculado bancario en su contra.

[25] Gustavo Noboa, Presidente de Ecuador entre los meses de enero de 2000 y 2003, está acusado de malversación de fondos en la renegociación de la deuda externa. Refugiado en la República Dominicana, regresó a Ecuador en 2005, después de que se declarara la nulidad de su juicio.

[26] Lo fue en diciembre de 2013, año de su realización, en la exposición colectiva La copia de la copia de la copia, inaugurada en el Centro Cultural “Simón Bolívar”–Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo de Guayaquil. El dibujo, Sin título (2013, tinta sobre papel tratado, 31 x 22 cm) ha sido reproducido en blanco y negro, y a página completa, en el catálogo homónimo publicado con ocasión de la muestra, sin paginación.

[27]Puede leerse una reconstrucción de las declaraciones realizadas por Morales en http://internacional.elpais.com/internacional/2013/07/07/actualidad/1373228802_599050.html. Acceso: 1 de marzo de 2014.

Anuncios

Acerca de juliocesarabadvidal

Julio César Abad Vidal es Premio Extraordinario de Doctorado en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid, es Doctor en Filosofía (Área de Estética y Teoría de las Artes), Licenciado en Historia del Arte y Licenciado en Estudios de Asia Oriental, asimismo por la UAM. Desde su primera publicación, en 2000 y, en sus proyectos como docente y comisario, se ha dedicado a la reflexión sobre la cultura contemporánea con tanta pasión como espíritu crítico. Crédito de la imagen: retrato realizado por Daniela Guglielmetti (colectivo Dibujo a Domicilio); más información en https://juliocesarabadvidal.wordpress.com/2015/07/29/dibujo-a-domicilio-un-cautivador-proyecto-colectivo-socio-artistico/

  1. Pingback: Presencia de César Dávila Andrade en las artes y el audiovisual de Ecuador | juliocesarabadvidal

  2. Gracias igualmente por tu interés y análisis profesional a mi producción artística. Yo como muchos otros artistas y actores culturales del Ecuador lamentamos el saber que ya no podrías renovar tu estancia en nuestro país, pues consideramos que tu trabajo acá como Prometeo fue de los más notables de entre los que han pasado por Cuenca y de los más serios del país. Y si, será un gusto que podamos llevar a cabo esa exposición de mi obra desde tu curaduría. Abrazo

    Me gusta

  3. Muchas gracias por tus palabras, Falco. Y enhorabuena por un trabajo como el tuyo, tan heterogéneo en disciplinas (apropiación, trabajos de arte y comunidad, performance, etc.), que constituye una de las más preclaras estrategias críticas y reflexivas del arte contemporáneo en Ecuador. Confío en que nuestros caminos logren encontrarse en el futuro y podamos llevar a cabo esa exposición cuya curaduría frustró la imposibilidad de ampliar mi actividad en tu país.

    Me gusta

  4. Felicitaciones por tan minuciosa investigación, estudio y ensayo. Siendo mi obra “Nueva Crónica y Mal Gobierno” el motivo central de este texto, me complace leer un análisis tan bien desarrollado y argumentado: el mismo enriquece la comprensión, los alcances y el debate de la obra en cuestión ya no sólo en el campo artístico sino en la estera pública. Y en general, en el mundo artístico, cultural y académico, hay que agradecer cuando un investigador, teórico y comisario se toma su trabajo con seriedad y rigurosidad, como es el caso de Julio César Abad Vidal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: